En un mercado de verano inusualmente parado en año de Mundial, las miradas llevan puestas varias semanas en el Real Madrid. Los años de cautela y, sobre todo, la salida de Cristiano Ronaldo casi que empujaban a Florentino Pérez a romper la banca, pero puede que el que acabe acaparando las portadas de la pretemporada sea su eterno rival, el Barcelona. El conjunto culé está buscando reforzar el centro del campo y parece ser que apunta alto. Según informan desde Italia, Eric Abidal, ahora secretario técnico del conjunto catalán, mantuvo una reunión privada con Paul Pogba aprovechando la estancia de ambos en Los Ángeles para tratar su fichaje.

Que el reciente campeón del mundo con Francia salga del Manchester United no es un escenario que cueste mucho imaginar. Su rendimiento desde su llegada no ha respondido a las expectativas y su relación con Mourinho siempre ha ido a peor. El centrocampista todavía sigue de vacaciones tras la Copa del Mundo, pero es obvio que no vería con malos ojos un cambio de aires.

Otro tema diferente es la disponibilidad que tendría el conjunto inglés para dejarlo marchar. Primero por su juventud y potencial (y una posible salida de Mourinho para la que todos parecen estar preparándose), pero también por su revalorización durante este verano. El Manchester pagó 120 millones de euros cuando no se hablaba de esas cifras con la ligereza de hoy en día, por lo que seguro que le iban a exigir al Barcelona un desembolso que sin duda se convertiría en el bombazo del verano.

Lo que está claro es que, tras la salida de Iniesta, el Barça ha centrado sus esfuerzos en reconstruir la medular. Llegó el brasileño Arthur y ha estado intentando que el PSG le abriera la puerta de Rabiot, algo que se ha complicado, además de no perder de vista a Thiago. Después de protagonizar el robo de Malcom, lograr hacerse con Pogba convertiría al equipo culé en el gran ganador del mercado. Pero la disparatada cuenta de sueldos y traspasos que acumula el club azulgrana (Dembélé, Coutinho, etc) pesa también a la hora de afrontar otra operación extremamente cara.

No Hay Más Artículos