Todos los focos en el arranque de la Ligue 1 se han colocado en el Parque de los Príncipes. El imparable PSG de Neymar y Mbappé arrasa a sus rivales y nadie, ni siquiera el Mónaco, es capaz de mantener su ritmo. Mucho más abajo en la tabla, otro gigante sufre. Especialmente su afición, ilusionada hace meses con un proyecto millonario al estilo del parisino pero que, a día de hoy, se encuentra demasiado lejos. Es el Olympique de Marsella de Rudi García y Andoni Zubizarreta.

Ambos aterrizaron en sus puestos con Frank McCourt, empresario estadounidense y ex propietario de Los Angeles Dodgers de la MLB. El americano prometía una nueva época dorada y bien es cierto que su comienzo era esperanzador. Allá por enero, el Marsella batalló lo que hizo falta con el West Ham para repatriar al ídolo Dimitri Payet, deslumbrante en Londres. La rebeldía del futbolista hizo el resto y el galo regresaba previo pago de 25 millones de libras.

Sin embargo, el comienzo del curso 17/18 no ha sido el esperado. Los dos últimos encuentros, dolorosas derrotas frente al Mónaco y al Rennes, han dejado muy tocado al entrenador, Rudi García. Aunque entre la afición también empieza a extenderse la duda sobre la planificación deportiva. La de Zubi.

Al margen del cabeza de cartel (Payet), el ex director deportivo del Barcelona ha apostado decididamente por la veteranía. En enero ya había firmado a Patrice Evra, de 36 años, y durante el verano invirtió bastante dinero en Adil Rami, Luiz Gustavo o Kostas Mitroglou. Al ex central del Sevilla, además, lo emparejó con otro corpulento zaguero, Aymen Abdennour, cedido por el Valencia. El veredicto en las redes fue muy claro.

En efecto, el Rennes masacró a la lentísima zaga del Marsella gracias al joven Ismaila Sarr y a Wahbi Khazri, quien fracasara en el Sunderland. En casa y en la jornada posterior a llevarse un set en contra en Mónaco (6-1). El clavo ardiendo al que se agarra la hinchada es que Mitroglou aún no se ha estrenado, pero la sensación es que el problema estará atrás. En una defensa diseñada por el hombre cuya etapa culé es recordada por las adquisiciones de Douglas o Vermaelen.

No Hay Más Artículos