Diferente competición, idéntica exhibición ofensiva. Días después de aplastar al Liverpool en la Premier League, el Manchester City ha mostrado su infinito arsenal en su estreno en la Champions League, barriendo sin piedad al Feyenoord en De Kuip. Pep Guardiola apostó por un once plagado de hombres de ataque y el resultado final le dio la razón. El conjunto sky blue tiene el punto de mira afilado y quién sabe si esta temporada sí responderá a las expectativas creadas desde la llegada del técnico catalán al banquillo.

Los ingleses encarrilaron el choque nada más arrancar. David Silva envió un apetitoso córner y John Stones cabeceó a la red con la colaboración de Tonny Vilhena, ubicado junto al poste pero incapaz de sacar el esférico. Dicha ventaja envalentonó aún más a los hombres de Guardiola, cuyas estampidas se sucedían una tras otra.

Así, apenas cumplidos los 10 minutos, Bernardo Silva habilitaba por la derecha a Kyle Walker, y el centro del lateral diestro lo remataba Sergio Agüero. Era este el gol número 50 del argentino en la máxima competición continental. Lejos de relajarse, los Citizens querían más sangre, y Gabriel Jesus hacía el tercero después de que Brad Jones despejara a duras penas el misil lejano de Benjamin Mendy Ni media hora consumida y los dos atacantes sudamericanos (con el brasileño rápidamente creciendo en su segunda temporada en el City) ya justificaban la decisión de Guardiola de alinearlos juntos. Los datos hablan por sí mismos.

El Feyenoord no la olía y sus jugadores empezaron a desesperarse, acumulando más amarillas que disparos en la primera mitad. Juste, Kramer y Vilhena personalizaron la frustración holandesa justo antes del descanso.

Y si el primer acto había sido un monólogo, esta dinámica se mantuvo en la reanudación. El City seguía amasando la posesión, bailando a un rival totalmente entregado. Y para mayor vergüenza local, Stones lograba el primer doblete de su carrera en otro saque de esquina, esta vez asistido por De Bruyne.

Los minutos restantes sobraron y el Manchester City emuló a los grandes favoritos con la enésima goleada de la primera jornada Champions. Y apreciando el colosal despliegue ofensivo del equipo de Pep Guardiola, esto podría ser solo un anticipo.

No Hay Más Artículos