Hay jugadores cuya importancia en sus equipos va más allá del nivel que muestren sobre el césped, siendo este ya capital en muchos casos. Lo que diferencia a las grandes estrellas es su aura, esa sensación de que cuando están en el campo siempre hay más opciones de que su bando salga vencendor. Se ha visto lo que ha sufrido el Madrid sin Cristiano Ronaldo en las últimas semanas y lo mismo ha pasado con el Baryen Munich, que apenas ha tardado unos días en empezar a echar de menos a Neuer.

Justo en la semana en la que la FIFA lo nominaba a mejor portero del año, el alemán recaía de su lesión en el pie izquierdo y estará fuera de los terrenos de juego hasta 2018 tras pasar por el quirófano. Había pasado todo el verano recuperándose de un problema en la misma zona que ya le hizo perderse el final de temporada pasada, que para él terminó con la eliminación de la Champions League en el Bernabéu.

Y visto lo que ha ocurrido en el primer partido, si a alguien más que al propio Neuer se le va hacer larga la ausencia, es a su suplente Sven Ulreich. En el encuentro de ayer contra el Wolfsburgo, el Bayern tenía el triunfo encarrilado hasta que Arnold decidió probar al portero con un lanzamiento de falta lejano. El desenlace fue un fallo estrepitoso. Fue la chispa que necesitaban los visitantes, que lograron el empate en los minutos finales impidiendo que las dudas terminen de despejarse sobre Ancelotti y los suyos en este arranque de curso.

La sombra de Neuer es alargada y salir en la foto a las primeras de cambio no parece la mejor forma de desmarcarse. El técnico italiano no quiso culpar a Ulreich del empate y en principio tiene el puesto asegurado, pero también es cierto que tendrá detrás a otro veterano apretando. Starke, recién retirado y que actualmente se encargaba de las labores de preparador de porteros, tendrá ficha para poder jugar si es necesario.

El Bayern espera que esta operación sirva para que su estrella se recupere de una vez por todas. El Bayern y también la selección alemana, que aunque tiene más recursos bajo palos está en vilo de cara al próximo Mundial 2018, en el que tratará de revalidar el título logrado en Brasil. Neuer va a estar casi un año parado y los meses previos serán decisivos para coger la forma y llegar a buen nivel para la cita de Rusia.