Qué arranque de temporada está viviendo el Nápoles de Maurizio Sarri en la Serie A. Un vendaval ofensivo tras otro, traducido en un liderato compartido con la Juventus. Sin embargo, el caprichoso destino ha querido que en San Paolo no todo salga de cara. Y la cruz se personifica en la figura de Arkadiusz Milik.

El delantero polaco, que ya padeciera una grave lesión durante la temporada pasada, se rompió el ligamento cruzado de su rodilla derecha en la última jornada liguera frente al Spal. Y no se trata de una recaída, sino de una nueva dolencia; es decir, en la pierna que por ahora se mantenía sana.

Milik, que llevaba un tanto en la presente temporada, entró al terreno de juego desde el banquillo pasada la hora, pero cayó lesionado muy cerca del final. En la anterior ocasión se había lastimado jugando con su selección nacional frente a Dinamarca.

Un palo durísimo para un ariete que estaba llamado a reemplazar a Gonzalo Higuaín como referente en punta del ataque napolitano. Con aquellas credenciales llegó procedente del Ajax, donde había dejado buenas pinceladas de su potencial.

La crudeza de la situación de Milik recuerda a otros casos bastante recientes de futbolistas masacrados por graves lesiones una tras otra. Inevitable pensar en Giuseppe Rossi, ex de Celta, Villarreal o Levante en la Liga española. El italiano sufría en abril de este mismo año su quinta lesión grave de rodilla, la primera en la pierna izquierda.

No tan graves como las de Rossi pero incluso más abundantes fueron las constantes molestias de Abou Diaby, francés ex del Arsenal. Según los cálculos de los medios británicos, el que había sido bautizado como heredero de Vieira acumuló 42 lesiones en su etapa en Londres.

Un poco antes, otro galo de grandes cualidades vio truncada su progresión de una forma calcada a la de Milik: Djibril Cissé. Retirado este año, el atacante sufrió dos escalofriantes lesiones en 2004 y en 2006, una en cada pierna. Las imágenes de aquello aún ponen los pelos de punta…

Son, todos ellos, protagonistas del lado más crudo del fútbol. Ese que hoy quiere cebarse con Arkadiusz Milik.

No Hay Más Artículos