No cabe duda de que el PSG es uno de los clubes del momento, y no sólo en Francia. El conjunto parisino fue uno de los principales actores del mercado veraniego, haciendo estallar la banca con los traspasos de Neymar y Kylian Mbappe. Inversiones que, por cierto, hasta ahora le dan la razón. Líderes indiscutibles en su país y un recital tras otro en Europa, incluso si el rival se llamara Bayern de Múnich.

Sin embargo, en todas partes cuecen habas, y en París desconocen cómo cocinar una especialmente indigesta: Hatem Ben Arfa. El abogado del centrocampista de 30 años ha presentado una denuncia ante la LFP, la competición cuyas siglas coinciden con las de la española, por lo que en el entorno del jugador consideran discriminación y acoso laboral.

“El martes le pidieron que entrenara con los reservas para no molestar en la preparación del partido contra el Bayern. Hatem lo entendió. Pero el jueves regresó con el primer equipo y lo mandaron de nuevo al filial sin ninguna explicación”, explicó el abogado de Ben Arfa al diario L’Equipe.

Con la llegada de sus dos nuevas estrellas ofensivas, mucho se especuló con la salida de otros jugadores atacantes a disposición de Unai Emery, principalmente con el objetivo de aligerar tropas. Se habló de Lucas Moura, Julian Draxler o Javier Pastore, pero Ben Arfa apenas entraba en las quinielas, pese a haber acumulado 33 encuentros durante la temporada anterior en todas las competiciones.

Todos los citados permanecieron en la disciplina parisina, arrastrando al francés de origen tunecino hasta el total ostracismo; sin contar para el técnico español e incluso en categoría de apartado. Por su parte, Emery ha respondido al caso con relativa normalidad, aclarando que el futbolista “conoce su situación”.

No es la primera vez que ambos chocan desde su convivencia en París. Hace más o menos un año, el entrenador vasco ya atizaba a su pupilo, comparándole con el incomparable. Desde entonces, el asunto sólo ha empeorado. Y existe el riesgo de que al PSG le explote en sus oficinas en cualquier instante… Justo cuando aún se intentan apagar las llamas del conflicto Cavani-Neymar.

No Hay Más Artículos