Nada ni nadie pueden detener al Manchester City. El conjunto entrenado por Pep Guardiola ha sumado ante el Arsenal un nuevo triunfo en su casi impecable camino hacia el título de la Premier League, consiguiendo además un nuevo récord: con sus diez victorias y un empate hasta ahora, los Citizens han protagonizado el mejor arranque de temporada de cualquier equipo en el formato actual de la competición. Y quieren más.

El imparable líder mandó desde el comienzo y los Gunners fueron sometidos rápidamente. Sergio Agüero tuvo la primera clara para los suyos y Kevin De Bruyne tardó poco más en abrir el marcador con un disparo cruzado. Sané y Sterling no acertaron al intentar ampliar la ventaja y, curiosidades del fútbol, Ederson debió salvar el empate pese al dominio total de sus compañeros.

Ya en la reanudación, el homenajeado argentino (desde el miércoles máximo goleador histórico del City; los de Guardiola van de récord en récord y los que pueden caer) transformó el penalti que suponía el 2-0. El Arsenal despertaba con la salida de Alexandre Lacazette y el francés recortaba distancias, pero era un espejismo. El también recambio Gabriel Jesus apuntilló a los londinenses con polémica, pues David Silva partió en fuera de juego en dicha acción.

Son ya 38 goles en Premier League para un Manchester City que no afloja ni un ápice en su devastador arranque de campaña. Sus nueve triunfos ligueros consecutivos suponen, además, su mejor racha desde los años 40. Y para redondear, la victoria también es un hito para Pep Guardiola, en su más brillante comienzo en su carrera como entrenador.

El Arsenal, por su parte, sigue quedando en evidencia a la hora de competir en esta clase de citas ante los grandes equipos de la Premier League, y su desventaja con respecto al líder es ya de 12 puntos, en la sexta posición.

No Hay Más Artículos