El Atlético de Madrid apura sus muy limitadas opciones de seguir vivo en la Champions League. A diferencia de las jornadas anteriores, los colchoneros han cumplido con su deber y han superado a la Roma, hasta hoy líder del grupo, por un sólido 2-0. Sin embargo, la victoria del Chelsea ante el Qarabag (0-4) supone que los del Cholo Simeone necesitarán un verdadero milagro en la sexta y última jornada de la fase de grupos.

Siguiendo las instrucciones de su técnico, el Wanda se lanzó a apoyar a Antoine Griezmann, blanco de las críticas en las últimas semanas. Y el francés respondió. Era el primero en probar al meta Alisson, pero sus lanzamientos se iban fuera. Yannick Carrasco se unió a su compañero en acelerar el ataque local, sin fortuna para ninguno de sus centros. La Roma, mucho más tímida que en sus duelos frente al Chelsea, apenas intimidó mediante Diego Perotti.

Cerca del descanso, Augusto Fernández levantaba a la grada con un soberano chut lejano, pero el pitido del árbitro señalaba una infracción anterior. Corría el reloj y el tanto no llegaba, y con ello la eliminación, así que Simeone decidía introducir toda la pólvora restante: Correa y Gameiro.

Con Radja Nainggolan haciendo temblar el poste de Oblak, el recién entrado argentino alcanzaba un esférico que se perdía por la línea de fondo y su centro era enviado a la red por el coreado Griezmann gracias a una vistosa semi-chilena. Para redondear la fiesta, y con la Roma en inferioridad por la roja a Bruno Peres, Gameiro doblaba la ventaja tras un buen pase entre líneas del propio Griezmann, definitivamente perdonado por el Wanda.  “Estoy contento por el gol, por los compañeros, que así los ayudo. Ojalá podamos mejorar, yo el primero. Intento dar lo mejor de mí mismo en cada partido“, dijo a posteriori el 7 atlético.

Al fin, el Atlético cumplía, sumando la primera victoria europea en su nuevo estadio. Euforia aparte, la cosa sigue pintando fea: en la última jornada deberán superar al Chelsea en Londres, con los ingleses ya clasificados, pero también esperar que la Roma no venza al Qarabag en Italia. Una carambola difícil de imaginar, aunque la esperanza sea lo último que se pierda (especialmente si eres el Atlético de Madrid).

No Hay Más Artículos