Comenzaba generando una ilusión inusual en Lille durante los últimos años. Pero la estrella de Marcelo Bielsa parece apagarse, apenas seis meses después de su llegada al cargo. Su todavía club anunció la suspensión temporal de las funciones del entrenador argentino, incapaz de reflotar una nave que se hunde en las profundidades de la Ligue 1.

La pregunta que se formulan ahora tanto en Francia como en el resto de Europa es la habitual para estos casos. Qué habrá fallado para que un proyecto tan ilusinante (y caro) se derrumbe a estas alturas. Ciertamente, el Lille está siendo una de las decepciones del curso galo. Pero no es menos cierto que la situación es totalmente reversible, pues se encuentran a tan solo tres puntos de la mitad de la tabla clasificatoria.

Para añadir más picante a la ruptura, las fuentes de habla hispana y las francesas no se ponen de acuerdo. En las últimas horas, las primeras explicaban que Bielsa se había desplazado a Chile por la delicada situación de uno de sus más fieles ayudantes, Luis María Bonini, quien falleció durante la pasada madrugada. Según los mismos medios y periodistas, el Lille no habría dado permiso a su entrenador para realizar tal viaje.

Sin embargo, otras fuentes del propio territorio francés descartaron esa teoría. Una de ellas, las del muy fiable Mohamed Bouhafsi, periodista de RMC. Según este último, la suspensión de Bielsa tiene unas raíces más profundas, como por ejemplo, el descontento de gran parte de su plantilla. Sus jóvenes futbolistas eran incapaces de comprender su metodología e hicieron saber sobre ello a los dirigentes del club en diversas ocasiones.

Ello provocó un progresivo distanciamiento entre el argentino y miembros de la entidad, como el gurú del mercado Luis Campos, artífice hace nada del exitoso proyecto del Mónaco. El Lille invirtió mucho dinero en prometedores jugadores el pasado verano (Thiago Maia, Luiz Araujo, Nicolas Pepe…) pero los resultados eran decepcionantes, traducidos en una relación cada vez más tirante entre Bielsa y el propio Campos.

La situación parece irreversible y el último proyecto del Loco está abocado a otro abrupto final, como le sucediera en el Lazio. Una auténtica lástima para alguien que regresaba al fútbol francés como otro atractivo ingrediente al margen del mastodonte PSG. En otro club tal vez…

No Hay Más Artículos