Cuando el PSG compró a Neymar, sabía obviamente lo que estaba adquiriendo. A una de las más grandes estrellas futbolísticas a nivel mundial, para muchos el tercero en discordia tras Leo Messi y Cristiano Ronaldo. Una figura con un enorme impacto mediático y social, tanto para bien como para mal en ciertas ocasiones. Y también a un jugador capaz de desaparecer en las más extrañas circunstancias.

Y esto de desaparecer, literalmente. Porque el brasileño ha pegado la primera espantada de su tiempo en capital francesa, viajando a su país con permiso del club parisino. Asuntos personales, señalan numerosos medios de comunicación cercanos al líder de la Ligue 1. Desde luego, el momento no pudo ser más oportuno.

Neymar ya se perdió el último encuentro liguero del PSG, el triunfo por 3-1 sobre el Lille, por haber recibido una amarilla y la correspondiente sanción en la jornada anterior, la derrota en Estrasburgo. Pero es que ahora, la entidad le permite perderse también el siguiente compromiso, también contra el recién ascendido, que tendrá lugar esta próxima semana en la competición copera.

Las razones exactas de su viaje a Sudamérica las sabrán Neymar y su club, pero muy mal haría el PSG si permite a una de sus mayores estrellas empezar a diseñar su agenda como le plaza. Conociendo un poco a Unai Emery, es bastante obvio que al español no le agradan estas historias. Y ello podría, además, despertar cierto malestar en un vestuario complicado de por sí. No es la primera vez esta temporada que el entorno del PSG sospecha que el fichaje más caro de la historia elige los partidos en los que no le apetece competir. La más gorda, sin embargo, aún está por llegar…

Y es que, de cara al mes de marzo, parece que Neymar tiene un compromiso ineludible. Lo fue durante todos sus años en Barcelona, y ahora en París deberían prepararse para algo similar. Sí, hablamos del famoso cumpleaños de su hermana, al que nunca ha renunciado desde su llegada a Europa. Difícil imaginarse su ausencia al evento en 2018 si a estas alturas ya le permiten volar