Al Inter de Milán le producen vértigo las alturas. Si la semana pasada era Samir Handanovic el que evitaba lo que hubiera sido una clara derrota frente a la Juventus, en esta ocasión nadie ha podido eludir la primera caída del curso para los de Luciano Spalletti. El Udinese ha sorprendido al todavía líder de la Serie A, más gris que nunca durante este año, y se ha llevado los tres puntos de un Giuseppe Meazza que se ha quedado helado.

La tarde se avecinaba movida cuando el joven Kevin Lasagna, aficionado confeso del Inter, abría la lata cuando tan solo se llevaba un cuarto de hora cumplido. Sin embargo, la alegría duró apenas unos segundos en el bando visitante, pues a la jugada siguiente Mauro Icardi igualaba con un buen remate a centro de Antonio Candreva. El partido volvía a empezar y el argentino sigue ampliando una cuenta goleadora que le puede llevar lejos de Milán la próxima campaña.

El tanto del capitán argentino dio alas a los locales, que pudieron adelantarse en el marcador por medio de Icardi, otra vez, o del omnipresente Ivan Perisic. Pero el Udinese resistió y asaltó la casa del líder tras el paso por vestuarios, con la colaboración del VAR… y de Davide Santon.

El lateral italiano, que ya había fallado en el tanto que inaugurara el electrónico, tocó el esférico con la mano tras un centro de Silvan Widmer y el colegiado señaló la pena máxima después de la ayuda del vídeo (antes había señalado saque de portería). Rodrigo De Paul subió el 1-2 y las revoluciones en el Inter se dispararon.

Tanto, que la sólida retaguardia nerazzurra empezó a dejar muchos espacios, con el equipo inclinado claramente hacia el ataque. En una de esas,el checo Antonin Barak aprovechó el pase de una de las sensaciones de la Serie A, su compatriota  Jakub Jankto, para subir el 1-3. El reloj había avanzado lo suficiente para impedir la reacción del Inter, que perdió su condición de invicto cuando, tal vez, menos se esperaba. Ahora, la Juventus y el Nápoles se frotan las manos para aprovechar el impredecible patinazo del Inter, mejor aspirante que líder de la Serie A.

No Hay Más Artículos