Virgil van Dijk fue uno de los principales protagonistas del verano. Pero no por haber cambiado de aires, como él deseaba, sino por la férrea e inexpugnable resistencia del Southampton a deshacerse de su más deseado futbolista. Tras constantes idas y venidas, comunicados, entrenamientos en solitario y demás, el excelente central holandés comenzó septiembre en St. Mary’s. Sin embargo, el asunto amenaza con estallar de nuevo.

Justo ahora que se aproxima el mes de enero, y con ello apertura de posibles transferencias, empiezan a darse los condicionantes para que los tabloides británicos inunden portadas con el zaguero de 26 años. Es, quizás, el segundo nombre preferido de los titulares de prensa después del de Coutinho. El pasado miércoles, el Southampton recibió un severo correctivo en su estadio ante el Leicester (1-4), tras lo cual Mauricio Pellegrino cuestionó el compromiso de algunos de sus futbolistas

… y efectivamente, días después, Van Dijk y el serbio Dusan Tadic eran algunos de los señalados. Ninguno de ellos saltó al césped de Stamford Bridge a lo largo del encuentro, en la que sería la segunda derrota consecutiva para los Saints (y quinta cita seguida sin conocer la victoria). Como era de esperar, Pellegrino debió lidiar con el tema en la sala de prensa.

“Yo no controlo el mercado, pero puedo transmitir mi opinión al respecto al presidente y a los responsables del área técnica. Pero sobre este caso concreto, el club ha sido muy claro desde el principio y comparto sus ideas. Siempre es interesante mantener a nuestros mejores jugadores con nosotros”, explicó el técnico argentino al escuchar el nombre del holandés.

En cualquier caso, los medios ingleses olieron la sangre y Van Dijk está de vuelta en las cabeceras. Su suplencia en Londres ha podido ser un breve castigo o incluso algo más, especialmente cuando sus principales novias observan con atención el mercado de los defensas centrales. Más aún cuando este futbolista, al margen de su excelente nivel, puede disputar la Champions League.

Los principales admiradores del holandés son los mismos de siempre. El cuasi invencible City necesita algún central por las constantes lesiones de Vincent Kompany; el Chelsea, lo mismo, con la situación de David Luiz como detonante; y el Liverpool, simplemente porque precisa de refuerzos en su zaga, y desde hace tiempo. Mucho leeremos y escucharemos sobre Van Dijk y estos equipos en las próximas semanas.

No Hay Más Artículos