En medio de la tormenta Griezmann, el Atlético de Madrid ha encontrado algún motivo para sonreír. El origen de esta esperanza llega desde París, más concretamente del Parque de los Príncipes. Allí trabaja Antero Henrique, el director deportivo del insaciable líder de la Ligue 1, quien ha transmitido la noticia más dulce que podría recibir un colchonero en estos tiempos tumultuosos.

“No es verdad que queramos fichar a Jan Oblak. Además, ningún portero puede decir que el PSG ha contactado con él. No necesitamos un guardameta, ya que tenemos a Alphonse Areola y Kevin Trapp”, explicó el dirigente portugués en el diario galo Le Parisien (descartando otras operaciones, como la del joven brasileño Wendel, del Fluminense).

No es la primera vez que el sensacional meta esloveno del Atlético ve su nombre vinculado con el PSG. También lo fue el pasado verano, pero en ese momento los franceses estaban demasiado ocupados reclutando a Neymar y Kylian Mbappe. Pero, diga lo que diga Henrique, la portería del PSG no está a la altura del resto del equipo. Areola todavía es un proyecto y Trapp demostró el curso pasado que ciertos escenarios se le vienen encima.

Oblak cambiaría esto último. El esloveno se ha consolidado como uno de los mejores porteros de la actualidad, con soberanas actuaciones tanto en la Liga española como en la Champions. Y obviamente, eso es lo que más desea Nasser Al-Khelaifi: contar con las mayores estrellas posibles en su once y en su plantilla.

En cualquier caso, y atendiendo también a las palabras de Antero Henrique, nada hacer pensar que Oblak pueda emigrar en las próximas semanas. El esloveno tiene una cláusula mastodóntica y traspasos de estas características son poco habituales durante el mes de enero. Oblak se ha convertido en el mayor activo del club madrileño después de cierto delantero francés de cabello rubio. Es una razón para que los atléticos sonrían estos días, dominados sin duda por el caso Griezmann.

No Hay Más Artículos