Harry Kane jamás olvidará el Boxing Day 2017, una fecha escrita en letras de oro en el currículum del atacante inglés. El goleador del Tottenham Hotspur ha logrado un hat-trick para liderar el triunfo de su equipo sobre el Southampton por 5-2, que le permite convertirse en el máximo goleador de todo el año natural. Una gesta solo al alcance de Leo Messi y Cristiano Ronaldo desde el 2010, un duopolio que por fin ha roto un futbolista que se ha colado entre los dos extraterrestres.

Kane tenía prisa por conseguirlo y solo necesitó de la primera parte ante unos entregados Saints. Primero cabeceó un centro de Christian Eriksen y poco después empujó una buena asistencia de Son Heung-Min. El propio surcoreano y Dele Alli confirmaron la aniquilación del Southampton, a quienes el ariete británico sentenció. Sofiane Boufal y Dusan Tadic solo pudieron maquillar el resultado. Con estos tres goles, Kane llega a los 55 tantos en el 2017.

Y si Kane representó la cara en este festivo día, el Manchester United volvió a ser la cruz. Jesse Lingard, que entró en el descanso, evitó en el descuento que el Burnley se llevarse los tres puntos de Old Trafford, en la que hubiera sido la humillación definitiva para los de José Mourinho. Ashley Barnes, muy pronto, y Steven Defour con una magnífica falta habían colocado el 0-2, pero el salvador del luso apareció en el Fergie Time para firmar las tablas.

Con la Premier totalmente encarrilada para el City, ahora el United ve cómo sus perseguidores se acercan. El primero de ellos, el Chelsea, que superó sin apuros al Brighton con un doblete 100% español. Primero fue Álvaro Morata y luego Marcos Alonso los que conectaron con sus cabezas los centros de César Azpilicueta y Cesc Fàbregas, respectivamente. Los de Antonio Conte debieron golear, pero la zaga rival desbarató las claras ocasiones posteriores de Eden Hazard y Tiemoue Bakayoko.

Además del Chelsea y del Tottenham, el Liverpool también se aproximó a los Red Devils gracias a su aplastamiento sobre el Swansea (5-0). Philippe Coutinho continuó su gran estado de forma abriendo el marcador con un golazo nada más comenzar, y después asistió a su compatriota Roberto Firmino para ampliar la ventaja. El propio goleador brasileño y los ingleses Alexander-Arnorld y Oxlade-Chamberlain confirmaron después la manita sobre el hundido cuadro galés.

No Hay Más Artículos