La FA Cup ha perdido algo de su mística en los últimos años por una cuestión puramente económica: los equipos de la Premier League, pero también los de la Championship (el segundo escalón del fútbol inglés), se juegan mucho dinero en el campeonato liguero, con premios por clasificación y derechos de televisión proporcionales a sus resultados. De ahí que pelearse contra equipos hipermotivados de divisiones inferiores, sobre todo en sus campos, deje de ser una prioridad, cuando antes la Copa inglesa era poco menos que una tradición como el té de las 5. Es por eso que los equipos grandes de la Premier huyan como de la peste de los replays, los partidos para dilucidar los 90 minutos. El imparable Manchester City lo logró tras un susto, pero rivales como el Chelsea tendrán que volver a medirse con sus incómodos contrarios.

El City se vio por detrás del marcador en casa ante el Burnley, una de las sorpresas esta temporada en la Premier. Pero remontó con esfuerzo e hizo 4 goles en el segundo tiempo, liderados por el doblete de un Kun Agüero señalado por la ausencia del lesionado Gabriel Jesus; el argentino, leyenda goleadora de los sky blue, respondió y con él el City, con la reacción de Guardiola en el 1-1 dejando claro que la FA Cup no es una molestia sino la posibilidad de añadir grandeza a una temporada con pinta de histórica en la Premier League.

“Su calidad en el área es increíble, y necesitamos sus goles. Es el tipo de jugador que puede no hacer mucho en la primera parte, pero en segundos te hace dos goles. Si queremos ganar algo, es esencial para nosotros”, dijo Guardiola de Agüero. Sané y Bernardo Silva redondearon la enésima victoria del City. No pudo hacer lo mismo el Chelsea ante un rival de segunda división, el Norwich City. Después del día grande de Conte con fichaje y rajada contundente a Mourinho, el equipo londinense volvió a la realidad de su fútbol escaso sin Hazard ni Cesc. Morata salió en el tramo final de partido pero no pudo evitar un nuevo partido, esta vez al abrigo de Stamford Bridge.

Al igual que el Chelsea, el Leicester se estrelló ante el modestísimo Fleetwood, un equipo que ahora está en la tercera división del fútbol inglés y en el que su momento jugó un James Vardy en el que pocos creían. Se salvó de milagro el Leicester de una derrota en el tramo final, con un tiro al palo y afortunada parada del meta Jakupovic. También equipos como el Aston Villa, el Swansea, el Stoke City… tropezaron en el replay o directamente fueron eliminados por equipos de categoría interior. La FA Cup ha perdido parte de su mística, pero sigue siendo la mejor competición copera de Europa.

No Hay Más Artículos