Ya sabemos qué tipo de futbolista era Sergio Agüero cuando jugaba en el patio del colegio: el típico que se peleaba por anotarse todos los goles, el que podía llegar a empujar a un compañero delante de la portería para ser él quien metiera el balón entre los tres palos imaginarios hechos con ropa, piedras o lo que fuera. Cuando la prensa le preguntó al Kun si el primero de los 3 goles del Manchester City al Newcastle era suyo, completando así el hat-trick, Agüero no tuvo dudas: “Estoy al 100 % seguro, el gol es mío. El balón tocó mi pelo“. El argentino fue clave en otro triunfo más de los Citizens, y pone de relieve su importancia en un proyecto en el que parecía tener un pie fuera.

Agüero ya acumula 22 goles en lo que llevamos de temporada en todas las competiciones. Está especialmente acertado en las últimas semanas, desde que Gabriel Jesús se lesionó y le dejó expedito el camino en la delantera del City. El emergente brasileño parecía haberle arrebatado al Kun la plaza de delantero titular, toda vez que Guardiola apostaba por un solo punta y extremos. Era una decisión impopular: Agüero es leyenda en Manchester, máximo goleador histórico del club, protagonista de uno de los momentos más increíbles de la Premier League con sus goles para el título de Liga. Agüero bien podría haber forzado su salida del City o dejarse llevar ante los rumores de una relación amor-odio con Guardiola.

Pero el Kun Agüero ha respondido con goles, en Premier, en la FA Cup y en la Copa de la Liga. Ante el Newcastle, sumó el segundo hat-trick perfecto (zurda, diestra y cabeza, o más bien pelo en este caso) de la liga inglesa desde el 2015. El anterior también fue de Agüero, y también ante el Newcastle, al que le ha marcado 14 goles en 12 partidos. El técnico de las Urracas, Rafa Benítez, tiene clara la receta para poder plantarle cara a equipos como el City: “Es la Premier, todos gastan un montón, y esperamos hacerlo antes de que acabe el mercado. Esperemos que lleguen caras nuevas”. Mientras, el City puede dormir tranquilo a pesar de que se le haya escapado Alexis Sánchez al vecino United, porque Sane volvió a demostrar su increíble velocidad y calidad desde la banda.



El Newcastle quiere gastar para evitar el descenso y el City se permite alternar a Agüero con Gabriel Jesús cuando este cae lesionado. El argentino lo ha aprovechado para elevar al equipo de Guardiola en tres competiciones. Y ante la competencia interna, la cosa no está para desperdiciar ningún gol, aunque sea marcado con el pelo del flequillo.

No Hay Más Artículos