El Manchester City acababa su partido de vuelta de las semifinales de Copa de la Liga ante el sorprendente Bristol City amarrando su clasificación para la final. El equipo de Guardiola está así más cerca del primero de los cuatro títulos a los que aspira, empujado por la gran racha goleadora del Kun Agüero, que hizo otro doblete más tras su hat-trick ante el Newcastle. El 2-3 final bastó para clasificarse y para despedir con honores al modesto Bristol City en su aventura copera. Tras la ducha de los jugadores, todos encendieron los teléfonos y vieron la noticia: Aymerich Laporte se prepara para hacer las maletas y convertirse en su nuevo compañero.

El central francés del Athletic de Bilbao era una vieja aspiración de Guardiola, que lleva tiempo queriendo un central zurdo. Y no acababa de encontrar uno que le gustase, más sabiendo que el dinero no es problema. Aymerich Laporte estuvo cerca la pasada temporada de viajar a Manchester por unos 50 millones de euros. Ahora lo hará por unos 15 millones más. La prensa inglesa no se corta en señalar que dos excompañeros de Pep, Puyol e Iván de la Peña, actúan como agentes de Laporte. Ahora ya tiene la pieza que parecía faltar en su defensa, toda vez que John Stones no acaba de convencer a la parroquia citizen, y que Company está más tiempo lesionado que activo. Además, Mendy llegó y se lesionó para toda la temporada.

Obsesionado con la salida limpia de la pelota, Aymerich Laporte completa el perfil de defensor zurdo para encontrar mejor pase en ese costado. Y, sobre todo, completa la remodelación de la retaguardia del City. A un precio de reforma de lujo. Stones rozó los 48 millones de libras, luego llegaron Mendy por 50, Danilo por 26, Kyle Walker por 45, y ahora Laporte por cerca de 60 millones de libras. El Manchester City es líder muy destacado de la Premier League pero aspira a conquistar también la Champions League. Guardiola cree que necesita más fondo de armario en su defensa, aunque para ello gaste más que muchos clubes en décadas.

Mientras, al Athletic de Bilbao le hacen un boquete en el centro de la defensa en plena competición, cuando estaba empezando a levantar el vuelo tras un inicio de Liga flojo y preocupante. La noticia llega apenas unas horas después del subidón de la continuidad de Kepa Arrizabalaga en el club vasco, resistiendo el asedio del Real Madrid. Precisamente, Laporte celebraba en las redes sociales la decisión del portero vasco. Como feliz por apuntalar el futuro de la portería con él en el centro de la defensa. Horas después, Laporte empaqueta sus cosas rumbo a Manchester.