“Si digo lo que pienso pagaría la multa más alta de la historia del fútbol”, decía Jurgen Klopp nada más finalizar el espectacular empate a 2 que Liverpool y Tottenham habían brindado en la tarde de este domingo. El técnico alemán no había disfrutado tanto como el aficionado neutral, básicamente por la forma en la que su rival había conseguido llevarse un punto de Anfield. En este sentido, Klopp fue muy claro: los futbolistas Spurs engañaron al árbitro, o lo intentaron, en reiteradas ocasiones. La primera de ellas sucedió en el minuto 69. Dele Alli se dejaba caer dentro del área Red de forma más que evidente, a lo que el colegiado Jon Moss reaccionó con una merecida tarjeta amarilla. No es la primera vez que el internacional inglés recibe una amonestación por hechos similares en la presente temporada.

Ya cerca del final, y con el beneplácito de la zaga local en la figura del errático Dejan Lovren (no todo puede corregirlo Van Dijk), Harry Kane se plantaba solo ante Loris Karius y acababa también en el césped ante la salida del meta germano. En directo, parecía un penalti claro, pero las repeticiones posteriores revelaban la verdad: la gran estrella inglesa había saltado por encima de los brazos de Karius, cuyo único contacto se limitó a un roce.

Capricho del destino, el portero alemán del Liverpool despejó la pena máxima del ariete del Tottenham para mantener vivo a su equipo, aunque después sería incapaz de repetir su hazaña. Casi con el tiempo cumplido, uno de los asistentes de Moss volvía a indicar el lanzamiento desde los once metros tras una acción entre Virgil van Dijk y Erik Lamela. En esta ocasión entran más dudas, pero para el Tottenham importó poco: Kane lo convertía y subía el 2-2 definitivo.

El dilema se cierne ahora sobre la FA, que aprobó a mediados del año pasado una medida para sancionar a los futbolistas de la Premier League por simulación. De hecho, existe un precedente de finales del pasado mes de noviembre: el ariete del Everton Oumar Niasse fue sancionado dos partidos por un piscinazo frente al Crystal Palace (curiosamente, dicho encuentro también finalizó 2-2). ¿Se atreverán ahora a hacer lo propio con alguna de las figuras de los Three Lions como Kane o Dele Alli?

No Hay Más Artículos