El Tottenham ha superado al Arsenal por 1-0 en el derbi londinense que suponía la apertura de una nueva jornada en la Premier League. Harry Kane anotó el único tanto del encuentro aunque muy posiblemente el marcador debió haber sido más abultado. La depresión gunner tras las ventas de Giroud y de Alexis Sánchez parece que puede ir para largo. Arsene Wenger apostó por un planteamiento bastante defensivo y sus estrellas de ataque lo pagaron caro.

A causa de esto último, la primera mitad fue bastante aburrida. Los Spurs dominaban la posesión y el cuadro visitante se acomodaba a la espera de algún contragolpe. Las acciones de peligro de los hombres de Mauricio Pochettino en el primer acto se resumen en dos cabezazos, uno de Christian Eriksen que atrapó Petr Cech y otro de Kane que se marchó fuera. Del Arsenal, ni rastro.

Tras el paso por vestuarios, el Tottenham subió revoluciones y se lanzó decidido a la meta enemiga. La táctica dio resultado de inmediato. Esta vez sí, Kane cabeceó a la red un centro de Ben Davies de forma brillante, mientras los Gunners pedían falta sobre Laurent Koscielny. El delantero del Tottenham volvía a imponer su ley en los derbis del norte de Londres, como viene haciendo desde hace temporadas. Al minuto siguiente, a punto estuvo el delantero inglés de aumentar la renta y su espectacular momento de forma dejado en evidencia una vez más.

Lejos de reaccionar, el Arsenal quedó tocado y casi hundido. Cech evitó una goleada, al desbaratar claras ocasiones de Eric Dier, Eriksen o Erik Lamela. Curiosamente, el no cerrar el encuentro casi le cuesta caro al cuadro local, porque el suplente Lacazette pudo empatar en el minuto 93 aprovechando un error de Davinson Sánchez pero chutó desviado.

El 1-0 final confirma el excelente momento del Tottenham, que ha sumado siete puntos en tres duelos consecutivos ante United, Liverpool y Arsenal. Por su parte,  los de Wenger sufren un nuevo revés en sus aspiraciones de Champions, quedándose en la sexta posición y a una distancia considerable de sus principales rivales.