La debacle copera del pasado domingo ante el Manchester City podría suponer mucho más que una simple derrota para el futuro a corto y medio plazo del Arsenal. El descontento es tal en el entorno de los Gunners que los medios ingleses coinciden: la directiva londinense ya busca de forma decidida al sustituto de Arsene Wenger en el banquillo que ha ocupado desde 1996. Una historia que se repite cada año por estas fechas o incluso más adelante, pero ahora existe la sensación de que esta vez es la definitiva. Pocas veces se había hablado de una lista de candidatos para el relevo en el banquillo más estable de Europa.  

El Arsenal navega en su enésima temporada al trantrán. Es sexto en la Premier League, sin apenas esperanzas de clasificarse para la Champions por segundo año consecutivo, mientras sus opciones coperas acabaron en desastre: en una, humillado por el Nottingham Forest, y en la otra, arrasado por el City dejando una alarmante sensación de inferioridad. Su último cartucho sería conquistar la Europa League, aunque ni eso salvaría al viejo Wenger de acuerdo con varios diarios británicos.

Tanto el Daily Mirror como el Daily Telegraph apuntan a que los dirigentes del Arsenal se encuentra analizando un selecto grupo de candidatos para reemplazar al alsaciano en el mando de las operaciones en el Emirates. Entre ellos destacan Joachim Low, seleccionador de Alemania, Leonardo Jardim, técnico del Mónaco, Brendan Rodgers, del Celtic y ex Liverpool, y Mikel Arteta, antiguo futbolista Gunner que actualmente cursa un máster al lado de Pep Guardiola en el banquillo del City. Otras opciones con menos posibilidades serían Carlo Ancelotti, Paulo Fonseca o incluso Thierry Henry, un riesgo evidente pero que tocaría la fibra del aficionado.

Como no podía ser de otra manera, los seguidores londinenses tardaron apenas minutos en inundar las redes sociales con sus reacciones a la noticia. Si bien mostraron su satisfacción porque su club contemple el adiós de Wenger, también ofrecieron su desaprobación hacia alguno de los futuribles, especialmente hacia el técnico del campeón escocés. Tanto, que varios periodistas como John Cross (muy cercano a las plantas nobles del Emirates), salieron en defensa de la carta Rodgers. 

Sea norirlandés, alemán, portugués o español, parece que la campaña global #WengerOut conseguirá finalmente su objetivo en los próximos meses y el veterano francés abandonará la que ha sido su casa durante más de dos décadas. Más le vale al Arsenal acertar con su sustituto, porque con el galo fuera de juego desaparecerá el principal señalado por la afición… y los directivos podrían ser su próxima diana.