El Real Madrid está empeñado en quedar cuarto en la Liga española, mientras apuesta el balance de toda la temporada a ganar la Champions League. Porque sí y porque, entre otras cosas, ganar la máxima competición europea te da el billete directo para la edición de la próxima temporada y evitarte engorrosas previas si no eres de los tres primeros de la Liga española. Mira tú por donde, a partir de la próxima temporada esa preocupación también desaparece si el Real Madrid acaba por cuajar una pésima campaña local. La UEFA viene de anunciar las novedades en el sistema de clasificación para la Champions League y la Europa League, unos cambios que dan una red de seguridad a los grandes de Europa como el Real Madrid.

En un paso más para la consolidación de la Liga de Campeones como la Superliga europea, en la que los duelos entre clubes se suceden año tras año restando glamur y excepcionalidad a la competición, la UEFA ha oficializado lo que se venía rumoreando en los últimos dos años. Los cuatro primeros clasificados de las principales ligas europeas (España, Alemania, Italia e Inglaterra) van directos a la fase de grupos de 32 equipos, sin previas para los rezagados. Más los dos campeones de Champions y Europa League. Además, los dos primeros de Francia y Rusia, además de los campeones de Portugal, Ucrania, Bélgica y Turquía tienen su pasaporte directo para la mejor competición de clubes del mundo.

La UEFA asegura que los más modestos de Europa siguen teniendo opciones de colarse en la Champions League, pero la verdad es que le quedan 6 plazas que tendrán que sudar sangre para lograrlas en durísimas clasificaciones. Una de ellas se denomina Ruta de los Campeones, y está reservada para los ganadores de ligas en el ránking por debajo de Turquía. 44 equipos participarán en esta masacre en cinco fases diferentes, que da un total de 4 pases para la fase de grupos de la Champions. La otra se denomina Ruta de la Liga, diseñada para los terceros de Francia y Rusia, y los segundos de Portugal, Ucrania, Bélgica y Turquía y cinco países más. En total, 16 equipos para disputar tres niveles diferentes de eliminatorias y lograr dos pases a la fase de grupos.

Vamos, que un Qarabag de la vida lo tendrá aún más complicado de lo que ya lo tiene para volver a hacer una gesta como la de esta temporada. El esquema se reproduce parta la Europa League, con 39 equipos rebotados de las diversas fases de la Champions incluidos. Es decir, hasta para el segundo escalafón de Europa queda complicado acceder a la heredera de la Copa de la UEFA. 

Además, la organización del fútbol europeo redistribuirá los ingresos que otorga por participar en la Champions League y en la Europa League. También en el sistema de ránkings de clubes y ligas europeas, para adecuarla más a los resultados de las competiciones. Es decir, reforzar los resultados de quienes más veces participan, a este paso un coto cada vez más cerrado. “Pelearé con uñas y dientes para introducir medidas que restauren cierto equilibrio, pero no puedo prometer que esto resulte en que el Steaua de Bucarest o el Estrella Roja de Belgrado sean los siguientes en grabar su nombre en el trofeo de la Champions League. Es mi responsabilidad ser realista”, reconoció Alexander Ceferin, presidente de la UEFA, en el congreso extraordinario de la organización. Ni que lo digas, Alex.

No Hay Más Artículos