Cuando el colegiado pitó el final del encuentro, el éxtasis se apoderó de la plantilla y de la afición del Chambly. Este modesto equipo francés, que navega actualmente en la antepenúltima posición de su tabla clasificatoria en el tercer escalón del fútbol francés, acababa de eliminar al Estrasburgo, de la máxima categoría nacional, en los cuartos de final del torneo copero. En medio del justificado jolgorio, nadie esperaba recibir la más triste de las noticias: el fallecimiento de su fundador. 

Walter Luzi había dado luz verde a la creación del Chambly en 1989, tras convencer a unos amigos de que su proyecto merecería la pena y decidir que el club vestiría con los colores de su equipo favorito, el Inter de Milán. En estos 28 años nunca abandonó el perfil de una entidad familiar, ya que Luzi era el padre del actual presidente y también del entrenador. Ello no impidió que se convirtieran en uno de los grandes protagonistas del segundo título más importante de Francia.

El Estrasburgo, conjunto de Primera que puede presumir el haber sido de los pocos esta temporada en superar al PSG, sucumbió en la noche del miércoles gracias al solitario tanto de Gaharo Doucouré. En medio de las celebraciones, el goleador se acordó de Walter Luzi: “Siempre estará en nuestros corazones. Vamos a hacer todo lo posible para llegar a la final de la Copa y para no bajar de división”. 

Con esto último, el futbolista hacía alusión a su próximo compromiso liguero, ya que el Chambly juega este fin de semana contra el Creteil, actual colista de su categoría. Curiosamente, el equipo que marca la salvación es Les Herbiers, a dos puntos del conjunto de Walter Luzi, y que también se ha clasificado para las semifinales de la Copa de Francia. Y la suerte y el destino ha querido que ambos queden emparejados en la semifinal (la otra será el PSG contra el Caen o el Lyon). Así pues, un tercera con plaza asegurada en la final de la Coupe; para que después se diga de la FA Cup… 

No Hay Más Artículos