Cara y cruz para los dos representantes españoles en la Europa League. Mientras el Atlético de Madrid ha enviado un mensaje al continente de que va a por todas en la competición durante la visita del Lokomotiv de Moscú, el Athletic de Bilbao debe darse con un canto en los dientes, pues su actuación en Marsella mereció incluso un castigo mayor que el 3-1 final. Los Leones tendrán que mejorar muchísimo para remontar al cuadro galo en San Mamés. 

De todos los participantes en la jornada de octavos de final, el conjunto colchonero sacó la mejor nota. Los muchachos del Cholo Simeone dejaron sentenciada la eliminatoria contra el Lokomotiv, al que ajusticiaron por un claro 3-0 tras una soberbia segunda mitad. Solo una debacle en la capital rusa podrá evitar la clasificación rojiblanca, para un Atlético que es claro favorito al título de la Europa League.

Saúl Ñíguez abrió el marcador a los 22 minutos en el Wanda Metropolitano, mientras el joven Axel Werner apenas tenía que intervenir en la portería (titular a causa de las molestias de Jan Oblak). Diego Costa nada más volver de los vestuarios y Koke ya cerca del final finiquitaron la resistencia del Lokomotiv, un visitante inocente que sólo disparó una vez entre los tres palos. 

Por su parte, el Athletic sudó para obtener al menos un gol y volver a casa con alguna esperanza. El Olympique de Marsella fue muy superior a los vascos y a la 14 minutos ya ganaba por 2-0 por cortesía de Ocampos y Payet. Una mano de Rami al borde del descanso otorgó oxígeno a los bilbaínos en forma de penalti, que Aduriz transformó, pero Ocampos golpeó de nuevo y colocó un resultado complicado de cara a la vuelta (especialmente sin mejoría con respecto a hoy). El Marsella, diseñado por un mito del fútbol vasco como Andoni Zubizarreta, pone contra las cuerdas al Athletic. 

Del resto de la jornada, el Arsenal asaltó San Siro y dejó contra las cuerdas al Milan, al que superó por 0-2 con goles de Mkhitaryan y Ramsey; el Lyon, verdugo del Villarreal, superó al otro club moscovita en competición, el CSKA, por 0-1 gracias al tanto de Marcelo; el Sporting luso obtuvo una buena ventaja (2-0) ante el Viktoria Plzen y el Lazio se dejó empatar en Italia por el Dinamo de Kiev (2-2).

Como curioso apunte final, los buenos resultados de los equipos Red Bull: el Leipzig batió al Zenit de San Petersburgo por 2-1 y el Salzburgo invadió Dortmund por idéntico marcador. 

No Hay Más Artículos