La entrada en el mes de abril ha supuesto también el desarrollo de la peor semana que se recuerda en la trayectoria reciente de Pep Guardiola. Desde el miércoles 4 hasta el martes 10, su Manchester City cayó fulminado en la Champions League tras perder ambos partidos de la eliminatoria frente al Liverpool, mientras que sus vecinos del United aniquilaron el histórico sueño de levantar la Premier League en el derbi. Han sido días duros, sin duda, aunque lo son menos cuando el catalán empieza a pensar en el mercado estival y en el interminable presupuesto a su disposición

Fuera de los torneos coperos aún en competición y con el título liguero a punto de caramelo (caerá en cualquier momento, incluso con el freno de mano puesto), Guardiola se ha encargado ya de confeccionar la lista de la compra para Txiki Begiristain, director deportivo de los Citizens. Nada como una hermosa filtración a los medios británicos para elevar los ánimos de una afición entristecida y confirmarles que seguirán gastando como si no hubiera mañana. 

Así, el fiable periodista James Ducker, del Daily Telegraph, ha publicado una serie de nombres de muchísimo nivel (y coste), de los cuales podrían salir los tres futbolistas que Guardiola ansía para ampliar su plantilla. En primer lugar, un mediocentro de perfil ofensivo, con los ojos del catalán colocados sobre cuatro jugadores: Julian Weigl, Fred, Jorginho y Jean Michael Seri (ese que el Barcelona descartó en verano).

El primero de ellos es un joven alemán de que opera por delante de la defensa en el Borussia Dortmund, haciendo gala de una excelente distribución de pelota. El segundo, brasileño del Shakhtar Donetsk, y el tercero, italo-brasileño del Nápoles, son los cerebros que dirigen el vistoso juego ofensivo de sus respectivos equipos. Por último, el diminuto marfileño brilla cada fin de semana en el Niza y su etapa en el fútbol francés parece finiquitada. 

Uno solo de estos centrocampistas sería por sí mismo un refuerzo de lujo para cualquier club, pero el de Santpedor quiere más. Pese a disponer de Sterling, Sané o Bernardo Silva para las posiciones exteriores, Guardiola desea a otro crack para las bandas y aquí suenan Mahrez, Lemar y Eden Hazard. Al argelino ya estuvieron cerca de contratarle en enero, mientras que el galo saldrá del Mónaco con casi total seguridad. La opción del belga es remota, pues el Chelsea se negaría a venderle a un rival doméstico. 

Como guinda, el medio británico apunta el nombre del central Alderweireld para la zaga, ya que el belga se encuentra en un punto sin retorno en su relación con Mauricio Pochettino. Cuesta creer que los Citizens se lancen a por otro central teniendo en su plantilla a Kompany, Otamendi, Stones y Laporte (habiendo pagado, además, en torno a 170 millones de euros por los tres últimos), aunque ya sabemos que sobre el City de Guardiola y el mercado no hay nada escrito…