El Arsenal perdió su último partido de Liga en casa del Newcastle, otro de esos episodios que tanto le gustan a la Premier League de equipo-del-norte-le-muestra-lo-que-es-bueno-a-los-de-Londres, y que se repite en Inglaterra desde la música hasta el propio fútbol. Los magpies cayeron a Segunda división tras una temporada desastrosa y a pesar de la tímida reacción desde que Rafa Benítez se hizo con el equipo. El entrenador español asumió el reto de ascender y lo hizo. Ahora su Newcastle vive tranquilamente en la décima posición, alejado de los problemas y viviendo una temporada feliz y placentera, recogiendo los frutos de que un entrenador de su caché estuviera en Segunda división. Esos frutos podría ser un trabajo soñado en, precisamente, el Arsenal.

Rafa Benítez sueña con volver a Londres, ciudad donde ya dirigió al Chelsea, porque su nombre apareció en las quinielas para suceder a Arsene Wenger tras derrotar al equipo del veterano alsaciano. “El hecho de que te relacionen con un club como ese es positivo, te hace sentirte orgulloso de tu trayectoria. En Inglaterra son conscientes de que la experiencia en la Premier League es importante, y, sobre todo, que vas a otras competiciones y otras ligas y también ganas”, dijo Benítez horas después de vencer al Arsenal. Y de paso manda un mensajito al Real Madrid, el único club en el que no ha ganado desde que estalló su carrera en el Valencia. 

Rafa Benítez tiene un año más de contrato con el Newcastle pero, tras vivir una temporada de éxito salvando al equipo sin estrecheces, ya ha avisado de que pedirá inversión de fichajes para que el equipo compita por algo más. El Newcastle tiene a JonJo Shlevey como jugador más carismático y al español Ayoze Pérez como máximo goleador y asistente. Necesita una buena mano de pintura para arrimar a Benítez a Europa, que parece que es lo que quiere. Eso se lo puede dar el Arsenal, o al menos una chequera mucho más amplia para configurar la plantilla que quiera. Sólo que el sueño de Benítez de sumar un nuevo gran club a su currículum (Valencia, Liverpool, Inter de Milán, Chelsea, Real Madrid) puede que no sea correspondido por los aficionados gunners.

Paul Merson, exfutbolista del Arsenal en los 90, resume el sentir. “Creo que los aficionados quieren ver un fútbol divertido, y sé que eso puede sonar un poco tonto, pero quieren ver equipos que salen a ganar partidos. Benítez, incluso en el Liverpool, más bien predisponía a sus equipos para que no es ganasen, y desde ahí ya se vería”, en anteposición a lo que hace Wenger con su Arsenal. Vamos, el viejo debate de modelos. Y mientras tanto, Arsene sigue sin decir nada sobre si se jubilará después de más de 20 años dirigiendo a los cañoneros de Londres. Rafa Benítez espera su decisión, toda vez que Tuchel parece haber elegido el PSG.

No Hay Más Artículos