Nuri Sahin ha publicado el post en las antípodas del postureo del futbolista moderno. Lejos de presumir de botas nuevas, de coche deportivo último modelo, de lugar de vacaciones exótico y/o lujoso, o de pareja bellísima, el centrocampista turco alemán se limitó a sacar una foto de su ordenador portatil dispuesto a aplicarse al estudio en su nuevo curso de la universidad de Harvard. Sahin complementará su larga carrera de futbolista de élite con estudios económicos en la prestigiosa institución estadounidense. Y como si fuera un fan del DJ de moda como harían el 90% de sus compañeros de profesión, Nuri muestra su emoción por ponerse a escuchar las lecciones de Anita Elberse.

La mencionada profesora lleva un tiempo llevando atletas profesionales de todo el mundo a Harvard, como alumnos de sus cursos de la escuela de negocios de Harvard que quieran especializarse en mundo del espectáculo, márketing deportivo de última generación y gestión de sus carreras. Por las clases virtuales y alguna vez presenciales pasan nombres propios muy conocidos como Gerard Piqué, Maria Sharapova, LeBron Games, Lady Gaga y muchos otros. Ahora le tocará a Nuri Sahin, que quizás pueda intercambiar toquecitos al balón como hizo en su día Piqué. Con elogios para la profe, por cierto.

Nuri Sahin forma así parte de la élite de los deportistas que quieren seguir con sus estudios fuera de las canchas de juego. En el fútbol español, no hace mucho el veterano delantero del Getafe daba una entrevista en el diario El Mundo, con el titular “Hay que reivindicar a los futbolistas con estudios”. Su compatriota Juan Mata lleva con orgullo ese estandarte. Sahin lo tiene claro, quizás adquiriendo conciencia de que su futuro fuera del fútbol requiere algo más tras pasarse tres años con serias lesiones que amenazaron su carrera. Tras tocar techo en su trayectoria con el traspaso desde el Borussia Dortmund al Real Madrid, comenzó su calvario de problemas físicos. 

Sahin se ha recuperado esta temporada, jugando la cifra más alta de partidos desde hace cuatro años, cuando lo jugó casi todo. En esta 2017/2018, lleva disputados 24 encuentros en todas las competiciones. Pero ya en la treintena, tras pasarse los últimos 4 años sin saber si podría recuperar su mejor versión, quiere sacarse un título que le permita encarar la segunda parte de su vida profesional con algo de bagaje ya en el bolsillo. Un curso de negocios en Harvard luce muy bien en el currículum de un aspirante. 

Y es que Nuri Sahin tiene un plan en la cabeza desde hace tiempo. Criado cerca de Dortmund, de niño recogepelotas en el Westfalenstadium para acercarse a sus ídolos, canterano del equipo amarillo y retornado a casa tras su aventura por el Real Madrid y en el Liverpool, Sahin quiere seguir vinculado al Borussia Dortmund cuando cuelgue las botas. “En 10 años, ya sé donde estaré. En la banda, dirigiendo al equipo”, dijo a la web oficial de la Bundesliga. Quizás no sea como entrenador, sino como manager general del club, con su diploma de Harvard bajo el brazo.

No Hay Más Artículos