Con la Bundesliga finiquitada por el Bayern hace mucho tiempo, la principal emoción en este final del campeonato alemán se concentra en la pelea por la permanencia. El Colonia ya está descendido y el Hamburgo dio un paso de gigante en sus aspiraciones de salvación con su victoria sobre el Wolfsburgo del pasado sábado. Otro de los implicados en la batalla es el Mainz, que superó al RB Leipzig por 3-0 en una de las historias del fin de semana en Europa, la protagonizada por el joven Ridle Baku

El centrocampista de 20 años viajaba en un autobús junto a sus compañeros del filial cuando un miembro del club germano le llamó a su móvil, mientras el vehículo se encontraba detenido en una gasolinera, anunciándole un cambio de planes de última hora: Baku debía debutar con el primer equipo. Así pues, el bus dejó allí al joven de origen congoleño, con su ropa y sus botas, a la espera de que un coche del club apareciese a recogerlo para llevarle al Opel Arena. 

El canterano del Mainz llegó a tiempo para saltar en el once inicial, junto a Nigel de Jong y Jean-Philippe Gbamin en el centro del campo. Era un todo o nada para la entidad de Maguncia, que se encontraba en puestos de promoción antes del pitido inicial contra el millonario proyecto de Red Bull. Y sus jugadores respondieron, especialmente cierto debutante de 20 años, autor del tercer gol de los suyos además de proclamarse el futbolista con más kilómetros en sus piernas (más de 11). 

La peor versión del guineano Naby Keita estuvo a punto de arruinar el domingo soñado por Baku, pues el futuro jugador del Liverpool le hizo una entrada fuera de lugar ya con 3-0 en el marcador y por la que sería expulsado. Menudo bautizo en la Bundesliga. El chaval de 20 años aseguraba haberse quedado sin palabras nada más acabar el choque, pero todo cambió cuando la grada le reclamó: en la tradicional escena del fútbol alemán con el jugador en simbiosis con los aficionados, Baku se desmelenó junto al argentino De Blasis y la hinchada del Mainz en el que había sido el debut que nunca olvidará. 

No Hay Más Artículos