Ser community manager de un organismo más que centenario como la Football Association tiene que ser complicado. Una mezcla de seriedad, responsabilidad e intento de dar una imagen contemporánea para ajustarse a los nuevos tiempos. Posiblemente al responsable se le fue la mano intentando hacerse el simpático cuando el Manchester United eliminó al Tottenham en las semifinales de la FA Cup, la más tradicional de las competiciones organizadas por la muy tradicional FA. Y pisó el callo de una de las grandes estrellas del fútbol inglés en la actualidad. A Harry Kane no le gustó lo que entendió como una falta de respeto por parte de la cuenta de Twitter de la FA

“¿Qué llevas ahí en el bolsillo, Chris?”, le preguntaba la cuenta de Twitter de la FA Cup a Chris Smalling, defensor del United que secó a Kane en el duelo de semifinalistas. El tuit contenía un vídeo de Smalling totalmente aleatorio, en el que simplemente decía “Harry Kane“. Y el goleador del Tottenham no se lo tomó bien. “Fue un tuit tonto. Todos lo sabemos. Hablé con el jefe sobre el tema y lo que convenimos fue: ‘¿En otros países harían lo mismo a sus jugadores?’ Seguramente no”, dijo Kane aludiendo a una conversación con Mauricio Pocchetino, que dijo que lo de la FA fue una vergüenza. 

Harry Kane está viviendo una época complicada en redes sociales desde que le atribuyeran un gol de rebote en la cuenta de los máximos realizadores de la Premier League, buscando su lugar como top scorer del torneo y en la lucha por la Bota de Oro 2018 (que se le escapó a manos de Salah y de Messi). Hay quien se burla de esa avaricia por reclamar un gol casi accidental. Y después le cayó el tuit de Smalling y se siente despreciado en general. “Todo lo que me preocupa es el siguiente partido. Me gusta interactuar con los aficionados en las redes sociales, aunque hay un pequeño grupo que quizás se pasen de la raya. Pero eso es la vida”, abundó el goleador del Tottenham, que también jugó en su defensa la baza del desprecio a los futbolistas ingleses en comparación con los extranjeros.

La FA se disculpó con Kane por el tuit que borró de inmediato. Mientras, el bueno de Harry se prepara mentalmente para lo que se le viene encima si en el Mundial de Rusia 2018 comete algún error o no rinde como se espera de él. Ya sabe cuál es el costo de ser una estrella inglesa del fútbol inglés.

No Hay Más Artículos