Pasó un poco desapercibido en medio del jolgorio. Era lo normal. El París Saint-Germain ganó la final de la Copa de Francia 2-0 frente a Les Herbiers y los micrófonos y las cámaras tenían demasiados sitios a los que apuntar. Por ejemplo, al modesto equipo de Tercera División que se enfrentó al club más rico del país. También al gesto de Thiago Silva, capitán de los parisinos, que invitó a sus rivales a alzar el trofeo de campeones en reconocimiento a su proeza. No había que dejar pasar la oportunidad de retratar a Neymar Jr., al fin de vuelta en en Francia tras su lesión, porque allí donde hay una fiesta, allí aparece él. Y alguien tenía que recoger los últimos momentos de Unai Emery como entrenador del PSG.

Con tantas cosas de las que estar pendientes, todo el mundo se olvidó de Dani Alves. Se olvidó de que se había retirado a pocos minutos del final del encuentro con molestias en la rodilla. Y es horas después cuando, reposado el confeti sobre el césped y vaciadas las botellas de la fiesta, alguien se ha acordado de preguntar: “¿Es seria la lesión de Dani?”. Pues parece que sí.

Según el medio brasileño Esporte Interativo, el lateral derecho se habría dañado un ligamento en su rodilla y vería peligrar su participación en el Mundial de Rusia 2018 con la selección de Brasil. La noticia caería como una losa sobre el jugador que era uno de los fijos de la lista definitiva para el torneo que el seleccionador Tite hará pública el próximo lunes

Hace menos de una semana que el dicharachero futbolista había inundado sus redes sociales con imágenes y felicitaciones recibidas por su 35 cumpleaños, muchas de ellas recordando que el bahiano es el jugador más laureado de la historia. Pese a su veteranía, sigue siendo uno de los futbolistas más destacados de su puesto en Europa y uno de los partícipes de que la canarinha sea una de las selecciones favoritas para alzar la Copa del Mundo. Mientras se especula con un regreso al Sevilla, el club que lo condujo al estrellato previo a su paso por Barcelona y Juventus, Alves veía este Mundial como un último gran hito en su carrera. 

Su posible baja contrasta con el retorno inesperado y a tiempo de otro lateral brasileño, Filipe Luis, que se rompía el peroné a mediados de marzo y ya está de vuelta jugando como titular con el Atlético de Madrid y llamando la atención para que Tite no se olvide de él. Pero la mayor preocupación actual para el entrenador está en lo que diga una resonancia magnética sobre la rodilla de Dani Alves.

No Hay Más Artículos