Se le veía realmente contento, menos hierático y autoconsciente de lo normal, en las celebraciones por el título de la Premier League, en las que llegó a afirmar en público que iba a dejar de pensar un poco en fútbol para disfrutar bebiéndose una cerveza. Pep Guardiola está a gusto en el Manchester City, tanto que ha aceptado transformar su plan trienal, el mismo que había concebido en el Bayern de Múnich, en otro quinquenal. Club y entrenador acaban de extender hasta 2021 el contrato que los unía inicialmente hasta el verano de 2019

“Estoy muy contento y emocionado. Es un placer trabajar aquí”, afirmó el técnico catalán en una entrevista difundida por el propio club tras la firma del contrato. Flanqueándolo en el acto de la rúbrica estaban Ferrán Soriano, director ejecutivo, y Txiki Beguiristain, director de fútbol, dos viejos conocidos suyos de su etapa en el Barcelona. Por momentos parece que Guardiola es feliz como citizen porque puede desarrollar en Manchester todas las ideas que imaginaba para el equipo de su corazón pero sin la presión y el enredo inseparables de las altas esferas de Can Barça.

“Me centraré en el deseo de mis jugadores de convertirse en un mejor equipo, y eso es lo que intentaré a diario: mejorar en el campo y mejorar a nuestros futbolistas”, prometió. Pep no contempla grandes cambios en la plantilla para la próxima campaña. Reconoce ahora que el City hizo una inversión millonaria en fichajes para satisfacerlo y avanza que solo necesitará “una o dos piezas, máximo”. Sin embargo, el vestuario ha perdido a un peso pesado como Yaya Touré y hay dudas sobre la continuidad de veteranos de la caseta como el Kun Agüero

El de Santpedor evita fijarse otro objetivo que no sea “comportarse las 24 horas del día como un profesional”, pero tras el crecimiento de los citizens en la última década, el reto evidente consiste en prosperar en la Liga de Campeones. El dominio en los torneos locales, con la consecución de la Copa de la Liga y de la Premier, con la mejor temporada histórica del club, debe trasladarse ahora a un escenario europeo donde Guardiola no ha sido capaz del alcanzar hasta la fecha el éxito que tuvo con el Barça

Abandonó Munich tras serle esquiva la Champions durante tres campañas. Ahora se da una prórroga de dos años más en Inglaterra para perseguir ese reto, dada la dificultad de mejorar los números ligueros. El City de esta temporada ha sido el único equipo inglés capaz de llegar a 100 puntos en un curso, el más goleador en la historia de la Premier League (105 tantos), el que mayor diferencia de goles obtuvo (+79) y el que más victorias consecutivas logró (18 triunfos seguidos). Por si fuera poco, todos los futbolistas ingleses que Guardiola ha puesto en liza forman parte de la lista de Inglaterra para la Copa del Mundo de Rusia

Estos logros están grabados en un documental de próximo estreno. Uno que ahora podrá tener hasta tres temporadas más. 

 

No Hay Más Artículos