El Chelsea se ha proclamado campeón de la FA Cup, el torneo futbolístico más antiguo del planeta, tras superar al Manchester United en la final gracias a un solitario tanto anotado por Eden Hazard. La estrella de los Blues golpeó a los Red Devils en el primer acto y su compatriota Thibaut Courtois emergió para detener las incursiones de las tropas de José Mourinho, que finaliza la temporada sin ningún título. Antonio Conte, por su parte, levanta el primer trofeo copero de su carrera en el partido que, según medios británicos, supone su adiós a los londinenses. 

Que todo el juego ofensivo del Chelsea pasaría por Hazard quedó claro nada más arrancar. El belga dispuso de la primera ocasión del encuentro pero se topó con las piernas de David De Gea. El United, sin el tocado Lukaku en el once, tardó demasiado en saltar al césped y ello lo aprovecharon los Blues para conseguir ventaja. Otra vez Hazard realizaba diabluras en ataque y provocaba un claro penalti sobre él mismo de Phil Jones. El 10 del Chelsea anotaba la pena máxima que finalmente resultaría decisiva. 

Viéndose por debajo, a los Red Devils no les quedaba otra que espabilar. Su reacción se produciría después del descanso, con Courtois muy atareado para atajar los intentos de Rashford o Alexis Sánchez. El chileno, de hecho, perforó la red del Chelsea antes de que su gol fuera anulado por fuera de juego. Paul Pogba debió igualar con una inmejorable ocasión de cabeza y los Blues reclamaron otro penalti por una clara mano de Ashley Young. Cerca del final, Mourinho introdujo a Lukaku (a pesar de días de críticas a su sobrepeso antes de la final) y Anthony Martial pero la zaga blue resistió casi milagrosamente, con especial mención para Antonio Rudiger, nombrado mejor jugador del partido

Así pues, el Chelsea conquista su octava FA Cup, saborea al menos un título en una aciaga temporada y deja a cero el palmarés 17/18 de un Mourinho cada vez más cuestionado. Si Conte abandona el fútbol inglés, al menos puede hacerlo reivindicando una Premier League y la primera copa en su currículum; para el portugués (divorciado de su compañero de fatigas Rui Faria), el próximo curso es un todo o nada en el banquillo de Old Trafford. 

No Hay Más Artículos