Monchi ha aterrizado con buen pie en la Roma. El ex director deportivo del Sevilla viene de cerrar su primera temporada en la capital transalpina con su equipo solo por detrás de los hasta ahora inalcanzables Juventus y Nápoles y eliminado por un suspiro en las semifinales de la Champions League (y después de eliminar al Barcelona en cuartos). Ya en el plano personal, el ex portero gaditano ha sido galardonado como dirigente del año por la asociación de entrenadores italianos, en un reconocimiento a su gran trabajo en los despachos. 

Efectivamente, el hiperactivo Monchi sigue trabajando duro y la Roma es uno de los clubes más activos en las semanas previas al Mundial de Rusia, con el esperado parón del mercado durante la celebración del torneo. Hace unos días, la entidad giallorossa anunciaba la contratación del prometedor croata Ante Coric y el central español Iván Marcano apunta a ser el siguiente tras llegar al aeropuerto romano de Fiumicino (el ex del Oporto llegaría con la carta de libertad). Sin embargo, el cerebro de todas las operaciones ya tiene en mente la que podría ser su jugada maestra del periodo estival: Justin Kluivert

De acuerdo con numerosos medios italianos y holandeses, el director deportivo español ya ha alcanzado un acuerdo con el representante del joven futbolista del Ajax, Mino Raiola, y ahora intentará cerrarlo con su actual club. El hijo del que fuera futbolista del Barça finaliza contrato en 2019 y, dado su potencial, la operación podría derivar en consecuencias fabulosas para la Roma a medio y largo plazo. En este sentido, Monchi ansía que el extremo izquierdo pueda tener un impacto similar al que ha tenido otra de sus apuestas personales, el turco Cengiz Ünder, firmado el pasado verano. 

La negociación entre ambas entidades ya está en marcha. La Roma ha ofrecido en torno a 25 millones de euros por el holandés de 19 años, aunque el Ajax reclama un poco más, entre 30 y 35. En cualquier caso, teniendo en cuenta la escasa longitud de su contrato y la más que probable presión de Raiola para cerrar el negocio, es de esperar que Justin Kluivert luzca la elástica giallorossa en las próximas semanas. Como su padre, saldría de Holanda para ir a Italia a hacerse adulto (su progenitor en el Milan). Es la última apuesta de Monchi, que aspira a convertir sus trofeos personales en títulos para su club muy pronto.

No Hay Más Artículos