Marcelo Bielsa nos tiene acostumbrados a la sorpresa. Siempre imprevisible a la hora de seleccionar sus próximos proyectos, el técnico argentino acaba de convertirse en el nuevo inquilino del banquillo del Leeds United, conjunto inglés que destacó a principios del siglo pero que no pisa la Premier League desde el año 2004. A partir de entonces, los de Elland Road han navegado a la deriva en algunas de las categorías bajas del país, lo cual supone un verdadero reto para El Loco, especialmente después de su tormentosa etapa en el Lille

Como tantos y tantos otros clubes que hoy no alcanzan a disputar la máxima competición inglesa, el Leeds vivió sus épocas doradas hace mucho tiempo. Entre 1968 y 1975, la nueva casa de Bielsa conquistó dos títulos ligueros, una FA Cup y una League Cup, además de ser finalista de la Champions League y de la difunta Recopa de Europa. Más tarde, en 1992 sumó otro torneo doméstico con la última Football League, ya que una temporada después arrancaría la Premier tal como la conocemos. 

Durante el final del siglo XX y comienzos del XXI, el Leeds era uno de los clubes de moda en el Reino Unido. No sumó más trofeos pero competía de tú a tú a nivel doméstico y continental gracias a una fenomenal plantilla formada por futbolistas como Harry Kewell, Mark Viduka, Rio Ferdinand, Alan Smith, Olivier Dacourt o Ian Harte. Sin embargo, los resultados fueron empeorando con el paso de los años y Elland Road vivió el descenso de categoría en 2004, con el club ahogado y declarándose en bancarrota. 

Desde entonces, el Leeds disputó alguna fase de promoción pero se ha mantenido lejos de la Premier League, como demuestra su decimotercera posición en el curso pasado. Para mejorar eso llega Bielsa, un entrenador experimentado y que despierta ilusión allá por donde pasa, aunque eso ya sucedió el pasado verano en el Lille… y el argentino no duró en el cargo ni media temporada. Los últimos pasos del Loco por clubes europeos desde su salida del Athletic de Bilbao no forman parte del mejor trabajo del argentino.

Hoy, a punto de cumplir 100 años, el Leeds es un club saneado, propiedad de dos grupos inversores (Aser Group Holding y 49ers Enterprises), y que cuenta con ciertos valores interesantes en su plantilla, como el inglés Adam Forshaw, el holandés Vurnon Anita o los españoles Pablo Hernández y Samu Sáiz. Además, el también español Gaby Ruiz forma parte de su departamento técnico, conocido por su rol como analista en televidión y radio españolas y a buen seguro será uno de los principales apoyos del Loco y de su nuevo proyecto. 

No Hay Más Artículos