Año de Mundial, año lento para el mercado. Esa es la premisa que conocen todos los clubs y, sobre todo, los agentes del mundo del fútbol. Poco se movió durante más de un mes, pero con la cita de Rusia a punto de acabar toca dar el acelerón. Las máximas urgencias son para la Premier League, que esta temporada han adelantado el cierre del mercado al 8 de agosto, día en el que comienza la liga, por lo que tendrán que dejar todo listo para entonces. La parte positiva de esta obligación es que moverse ya puede ahorrarles entrar en el máximo momento de inflación cuando se disparen los precios a raíz del efecto dominó provocado por el traspaso de Cristiano Ronaldo a la Juventus.

El último movimiento ha sido del Chelsea, en una jugada maestra en la que consiguen entrenador y mediocentro, en este último caso adelantándose al Manchester City. Por fin, Maurizio Sarri será el sustituto de Conte en el equipo londinense, y con él de la mano llegará Jorginho. El jugador lo tenía prácticamente hecho con el City, pero Abramovich subió la oferta a última hora para llevarse a dos por el precio de uno.

La mayor preocupación en Stamford Bridge ahora será retener a sus estrellas, ya que ellos pueden ser los principales perjudicados del hambre del Real Madrid para sustituir a su estrella. Hazard y Courtois llevan en el punto de mira blanco muchos años y este verano podría ser el decisivo.

De todas formas, Guardiola no se ha ido con las manos vacías de esta semana de locura en la Premier. Porque el City logró hace unos días lo que a punto estuvo ya de cerrar en el mercado de invierno: fichar a Mahrez. El argelino había terminado su ciclo en el Leicester y se une a los citizens para aumentar la colección de talento en tres cuartos de campo que maneja el técnico catalán. Y seguramente no sea el último.

No podía faltar tampoco a la fiesta el subcampeón de Europa. El Liverpool, cuyo mayor triunfo ha sido retener a Mo Salah después de su gran temporada, sigue armando un equipo muy interesante. Ya tenía fichados a Naby Keita y Fabinho y ahora se ha hecho con uno de los protagonistas del Mundial. Klopp ha convencido a Xherdan Shaquiri para que se mude a Anfield e intentar consolidar en un equipo todo lo que anuncia cuando juega con Suiza. Si alguien puede sacárselo es el alemán, que además ha considerado que una apuesta a ese precio, ronda los 15 millones de euros, vale la pena.

Y para terminar, el movimiento que menos impacto tienen en la lucha por el título de la Premier, pero quizá el más sorprendente, sea el fichaje de Jean Michel Seri por el Fulham. El centrocampista marfileño, uno de los mejores de la liga francesa en los últimos años, ha tenido que conformarse con llegar a un equipo de nivel medio después de tener pie y medio en el Camp Nou el verano pasado. Llega a Inglaterra con la intención de hacerse un nombre y demostrar que todas esas expectativas eran ciertas.

No Hay Más Artículos