Con el Mundial de Rusia recién acabado y el mes de agosto aproximándose, el mercado del fútbol europeo se prepara para entrar en ebullición. Una posición, en concreto, podría mover montañas de dinero en los próximos días, de acuerdo con diversas informaciones procedentes de Inglaterra, Italia o España. Se trata de varios porteros que apuntan a cambiar de aires, como por ejemplo Alisson Becker, hasta ahora en la Roma, o Thibaut Courtois, guardameta titular en el Chelsea durante los últimos años. 

En el caso del número 1 de la selección nacional de Brasil, sólo los últimos flecos se interponen para confirmar su aterrizaje en el Liverpool. Según fiables periodistas británicos y transalpinos, el futbolista de 25 años está muy cerca de convertirse en el próximo meta de Jurgen Klopp, gracias a un monstruoso traspaso cifrado en unos 75 millones de euros. Efectivamente, Alisson se colocaría así como el portero más caro de todos los tiempos, superado con creces al hasta ahora líder de esa clasificación, Gianluigi Buffon. 

Al margen del factor económico, el finalista de la última Champions reforzaría así una de sus posiciones más endebles, como quedó demostrado en dicho encuentro con el Real Madrid pero también en algún que otro amistoso reciente. El Liverpool conseguiría a uno de los mejores arqueros de todo el continente durante la temporada pasada y completaría un póker de fichajes más que interesantes (junto a Fabinho, Naby Keita y Xherdan Shaqiri), para emerger como la principal alternativa al dominador de la Premier League, el Manchester City. 

Otro de sus competidores, el Chelsea, estaría además muy próximo a recibir un duro golpe. Duro, pero esperado. Thibaut Courtois se acerca a pasos agigantados al Real Madrid, con varias informaciones en España señalando incluso que ya existe acuerdo entre ambas entidades: una suma entre 35 y 40 millones de euros. En este sentido, los londinenses están maniatados por la situación contractual del belga, pues su vínculo profesional con ellos expira en junio del 2019. 

Cuatro temporadas ha pasado Courtois en la capital británica, en los que heredó el difícil rol de sustituir a la leyenda Blue Petr Cech. Y aunque el belga ha tenido momentos de brillantez bajo palos, siempre ha dejado la sensación de no estar comprometido al 100% con su club, con constantes alusiones a un futuro regreso a Madrid. Un deseo que está a días de cumplirse. Un papelón, además, que deja a los dirigentes londinenses, con apenas tres semanas para encontrar un relevo de garantías porque el mercado en Inglaterra cierra el 9 de agosto, antes del comienzo de la Premier League. 

Evidentemente, ya empiezan a salir nuevos nombres vinculados a Roma y Chelsea. Respecto a los italianos, Monchi parece decidido a apostar por el francés Alphonse Areola, suplente en el PSG y que ansía abandonar su país. Su plan B sería el sueco Robin Olsen, del Copenhague. Por su parte, los ingleses barajan más opciones y aún no se han concentrado en una concreta; los porteros que aparecen en los pronósticos mediáticos son Gianluigi Donnarumma, Kasper Schmeichel o Jack Butland. 

No Hay Más Artículos