Thomas Tuchel ha aterrizado en París con la intención de que nada se escape a su control. El técnico germano es consciente de que tiene a su disposición una plantilla de muchísimo talento pero también con numerosos egos, una posible bomba de relojería que ex del Borussia Dortmund ansía tener bajo control. Por ello, y según ha informado France Football, el alemán ya ha adoptado una serie de medidas que tal vez no agraden demasiado a ciertos miembros de su carísimo equipo (¿a alguien le suena un tal Neymar?)

De acuerdo con este medio francés, Tuchel ha visitado diversos bares, restaurantes y clubes nocturnos de París con la intención de conocer a sus propietarios y que estos le informen sobre posibles apariciones por allí de sus futbolistas. Ello permitirá al discreto técnico germano elaborar una especie de informe que, cada cierto tiempo, pasará a sus jugadores por si hubiera que leerle la cartilla a alguno de ellos. Esta decisión está directamente relacionada con otra medida adoptada por el alemán, vegetariano reconocido, y que tiene que ver con la alimentación de su plantilla. 

Tuchel ha diseñado un exhaustivo régimen alimenticio y nutricional para las estrellas parisinas, en el que están prohibidas, por ejemplo, las bebidas con gas. Además, el ex del Dortmund también ha racionalizado el consumo de pasta, con la intención de que sus jugadores adquieran hábitos nutricionales lo más equilibrados posible. En el pasado, otros deportistas como el propio Leo Messi reconocieron que los cambios en su dieta, tras la llegada de Pep Guardiola, le beneficiaron considerablemente a la hora de evitar lesiones. Eso es lo que busca también Tuchel, siempre pensando en el rendimiento de una plantilla que hasta ahora no ha rendido al nivel esperado en el plano continental

Queda por ver, como siempre, si estas medidas traen el efecto deseado o se vuelven en su contra. Bien es sabido que alguno de los miembros del PSG es aficionado a la diversión nocturna, como Neymar, algo que tiene los días contados bajo el mandato de Thomas Tuchel en la capital francesa. De hecho, este factor aparecía habitualmente entre los rumores que clamaban el descontento del brasileño con la vida en París…

No Hay Más Artículos