Desde que terminó el Mundial, el pasado 15 de julio, se ha dado por casi seguro el fichaje de Thibaut Courtois por el Real Madrid. Son muchos los factores que apoyaban y apoyan esta posibilidad, comenzando por el contrato del portero belga (hasta junio de 2019) y finalizando por la obsesión del meta de 26 años por regresar a la capital de España. Sin embargo, el tiempo apremia. El mercado de entrada de la Premier League cierra este año el próximo jueves 9 de agosto a media tarde, y el Chelsea continúa sin firmar a ningún otro arquero para sustituir al futbolista que ha defendido su portería desde 2014. 

La situación, en este sentido, es muy clara. Mientras los Blues no contraten a su sustituto, no darán luz verde para que Courtois cumpla su deseo. Es el único factor que mantiene en vilo la operación, pues según diversos medios de todo el continente, ambas entidades ya han apalabrado el coste del belga y este también tiene acordado su próximo contrato con el club español. Pero el Chelsea vive en una contrarreloj permanente, que finaliza la citada fecha a las 17:00 horas del Reino Unido. Si para entonces no tienen recambio, todo hace indicar que Courtois permanecería en las islas hasta el próximo mes de junio (una opción que no parece agradar a nadie). 

Ahora mismo, el Chelsea cuenta con dos porteros muy veteranos, el argentino Willy Caballero y el inglés Robert Green, firmado esta misma semana. Y la lista de candidatos para reemplazar a Courtois no para de crecer. En un principio se habló del interés de Maurizio Sarri en Alisson, pero los londinenses no estaban dispuestos a pagar 75 millones de euros. Hace unos días se especuló con Pepe Reina, que se reencontraría con su entrenador en Nápoles, pero el español ha asegurado que se queda en el Milan. Medios galos apuntaron el nombre de Alphonse Areola, suplente de Buffon en el PSG, pero aquí existe un hándicap importante: el Chelsea no hace negocios con su agente, Mino Raiola. 

El último en salir a la palestra es Jordan Pickford, titular de la selección inglesa en el Mundial de Rusia. Pero en este caso nadie se cree que el Everton vaya a vender a su meta con menos de quince días para encontrarle recambio. Lo mismo sirve para Kasper Schmeichel, del Leicester, y que también sonó como posibilidad. Así pues, con el paso de los días, aumentan las opciones de que Courtois permanezca en Londres un año más, para su desgracia y también para la de su club, pues le perdería en enero por un precio de saldo o el próximo verano con la carta de libertad. Mientras, el Madrid se mantiene a la espera…

No Hay Más Artículos