No hemos llegado todavía a agosto y el único protagonista del Manchester United en lo que va de pretemporada es José Mourinho. Malas noticias para los ‘red devils’, que están viendo que las mayores críticas durante el verano están llegando desde su entrenador. El técnico portugués dispara contra todo y el detonante de su último ‘fado’ ha sido la derrota contra el Liverpool en la International Champions Cup. Directiva y jugadores y, como no, los árbitros, no pudieron escapar a su ira.

Pero si miramos la historia, quizá no deba sorprendernos la inquina con la que ‘The Special One’ está desempeñándose en las últimas semanas. En su trayectoria como entrenador la tercera temporada ha sido la de su despedida, a veces con éxitos y otras por la puerta de atrás, por lo que quizá esto no sea más que su forma de anunciarle al planeta fútbol que en unos meses volverá a estar en el mercado.

Primero cargó contra los dirigentes por no traerle fichajes: “Me gustaría tener dos jugadores más pero no creo que pase, quizás uno. Hace meses di una lista de cinco jugadores, veremos si al final me traen a uno de ellos“. El joven Diogo Dalot y Fred han sido las únicas incorporaciones hasta el momento, algo que obviamente no sacia las ansias de Mourinho.

Pero también tiempo para quejarse de la pretemporada y de los colegiados del último encuentro: “Solo estamos intentando jugar estos partidos lo mejor posible y evitar derrotas abultadas. Creo que los hicimos bien hasta que se acabó la gasolina. ¿Qué me ha aportado este partido? Absolutamente nada. Los árbitros vinieron por error. Les llamó la federación de béisbol y creyeron que iban a dirigir un partido de béisbol. Pero cuando llegaron aquí descubrieron que era un partido de fútbol”.

Eso sí, sus jugadores tampoco se libraron a la ‘rajada’ del luso: “Comenzamos el partido con casi la mitad de los jugadores que ni siquiera estarán en la plantilla el 9 de agosto. Esta no es mi plantilla. Ni siquiera es la mitad de mi plantilla. O el 30%. Así que este partido no tiene importancia”. Sólo se salvó Alexis: “¿Cómo quieres que esté contento viendo los jugadores que tiene a su alrededor? Es nuestro único delantero y el pobre hombre hace lo que puede”.

Este último disparo es el que más ha llamado la atención entre los medios británicos, sobre todo después de ponerlo en comparación con las palabras de Pep Guardiola y Klopp hacia los jóvenes que han estado haciendo la preparación con el Manchester City y el Liverpool. A falta de menos de dos semanas para que arranque la Premier, parece que Mourinho ya empieza la carrera con desventaja.

No Hay Más Artículos