Han tenido que pasar tres temporadas rindiendo al nivel de los mejores centrocampistas del mundo, pero a N´Golo Kanté por fin está a punto de llegarle el reconocimiento que merece. Como suele ocurrir en estas ocasiones, ha sido una Copa del Mundo la que ha puesto en valor todo lo que hace dentro del campo. Apartado de los focos que alumbran a los Griezmann, Pogba o Mbappé, el menudo mediocentro ha sido un pilar clave en el título de Francia y lo es también en el Chelsea. Bien lo sabe Maurizio Sarri pese a llevar sólo un par de semanas en Londres y por eso quiere retenerlo cueste lo que cueste, aunque eso suponga convertirlo en el mejor pagado del equipo.

Porque ni Courtois, ni Hazard, ambos jugadores que han estado en el escaparate desde que se abrió el mercado. Para el técnico italiano Kanté es la pieza indispensable que, junto a Jorginho, después de robárselo sobre la bocina al Manchester City, formará un centro del campo llamado a recuperar el dominio de la Premier. No importa si para eso hay que ampliar el contrato del correcaminos galo y subirle el sueldo hasta casi 17 millones de euros por temporada, según apuntan desde Inglaterra.

Lo que puede parecer exagerado entra más dentro de la normalidad si tenemos en cuenta de dónde proceden los principales cantos de sirena que tratan de seducir al centrocampista: el PSG. En París ya cuentan con uno de los símbolos nacionales como Mbappé y ven en Kanté un gran sustituto para el rebelde Rabiot, cuyo futuro podría estar lejos de la capital francesa.

Queda poco más de una semana para que se cierre el mercado de la Premier League, que este año coincide con el inicio de liga y todavía queda bastante trabajo por hacer en el mercado. Pero todo hace indicar que Kanté seguirá jugando en Stamford Bridge el año que viene con un contratazo del que se habrá merecido hasta el último céntimo. Con o sin Hazard y Courtois como compañeros.

No Hay Más Artículos