Hace mes y medio, más o menos, Perú saboreaba la posibilidad de una histórica clasificación mundialista. Tras empatar en Buenos Aires con Argentina, llegaba a la última jornada del grupo sudamericano con opciones de meterse directamente en el Mundial de Rusia 2018 y volver a la gran cita del fútbol por primera vez desde 1982. Pero no pudo con Colombia y tuvo suerte de poder forzar la repesca, para medirse a Nueva Zelanda en una lucha cuerpo a cuerpo. Ahora, Perú vive pendiente de su capitán y máximo goleador histórico: Paolo Guerrero dio positivo en un control antidopaje y ha sido suspendido provisionalmente, con lo que se perdería la repesca mundialista. Y su país, al borde de un ataque de nervios.

“La FPF acata y respeta esta decisión de la FIFA y confía en que pronto se esclarezcan los hechos y se resuelva definitivamente este proceso”, dice el comunicado de la federación peruana, resignada ante el hecho. La Conmebol disparó el positivo de Paolo Guerrero en un control realizado el 5 de octubre, en la fecha en la que Perú se medía a Argentina (0-0, para frustración de Messi y compañía). La sustancia que provocó la alerta en los rigurosos controles de la federación sudamericana (que viene de tirarle las orejas a los argentinos por supuesta laxitud en los controles) es un misterio. Pero en el otro país donde se sigue con especial atención el caso, Brasil, tienen una teoría: que el delantero del Flamengo dio positivo por un metabolito de la cocaína, que aparece en ciertas infusiones y productos para tratar el mal de altura.

En Perú ya han hablado todos del tema, hasta la madre de Paolo Guerrero. Por si acaso, el médico de la selección dice que no le han dado nada extraño, ni siquiera desconfía de un médico que apareció por allí ajeno a la federación peruana. Lo cierto es que el máximo goleador histórico de la selección de Perú y autor del gol que metió al equipo andino en la repesca mundialista está suspendido provisionalmente a la espera del resultado de la prueba B, que demorará más de 30 días. En ese período, Perú ya sabrá si ha superado o no a Nueva Zelanda. Además, el Flamengo no podrá contar con su delantero titular para las semifinales de la Copa Sudamericana. En el mejor de los casos, habrá sido por una taza de más de té de coca.

No Hay Más Artículos