El fútbol español se encuentra metido en un enorme lío y en semejante contexto tenía que aparecer Ángel María Villar. Tras la información de la pasada semana sobre la posibilidad de que la FIFA excluyera a España del Mundial de Rusia debido a las injerencias del Gobierno en las elecciones de la RFEF, el presidente suspendido de este organismo ha ofrecido una incendiaria y a la vez esperpéntica rueda de prensa para incendiar en vez de apaciguar.

Villar aprovechó el asunto para disparar con bala a todo lo que se moviese, especialmente al Gobierno español y muy en concreto a José Ramón Lete, secretario de Estado para el deporte. “El Consejo Superior de Deportes es el único responsable de que España se pueda quedar sin Mundial. Ojo, porque la posibilidad es muy seria”, exclamó ante los atónitos presentes.

Por supuesto, Villar también se acordó de elogiar sus décadas de gestión al frente de la Federación. Como era de esperar, ni rastro de autocrítica. “Nosotros no hemos hecho nada malo, somos inocentes. Y nuestro trabajo a lo largo de estos años ha sido extraordinario”, espetó. Hablando de labores, Villar añadió más carcajadas al referirse a Mariano Rajoy. “Le escuché decir el otro día que la selección iba a ganar. Si vuelvo a ser presidente, le ofreceré ser asistente de Lopetegui. Seguro que ganamos más”, soltó.

El dirigente vasco se sentía tan en su salsa que incluso se atrevió con lecciones de Historia. En este sentido, recordó el ejemplo de Dinamarca en la Eurocopa de 1992, que accedió (y ganó) después de que la UEFA eliminase a la clasificada Yugoslavia: “Países como Italia están al acecho de cualquier oportunidad para ocupar una plaza que pudiera quedar libre”.

Entre la férrea defensa a su hijo y las reivindaciones en favor de los presos, Villar rompió la enésima lanza en su favor. “El caso Federación es como una de esas series de Netflix que sólo es posible seguir si se han visto todos los capítulos de todas las temporadas. En esto, nadie aguanta tanto, tanto como Villar. Soy como un leproso, al que quieren ver enterrado, pero no me voy a rendir”, declaró, anunciando que acudirá al Tribunal de Estrasburgo una vez “agotados los cauces de la justicia española”.

Ángel María Villar, el show continúa.

No Hay Más Artículos