Cada vez queda menos para el comienzo del Mundial de Rusia y, lógicamente, hay personas que ya viven el día a día con su mente puesta en el torneo internacional de naciones. Entre ellos se encuentran los seleccionadores de los 32 países participantes y uno en concreto tiene un auténtico quebradero de cabeza respecto a la preparación de sus futbolistas. Un viejo conocido del fútbol sudamericano pero también del español o el italiano: Héctor Cúper.

El entrenador argentino acudirá a la cita mundialista tras clasificar a Egipto 28 años después de su última participación. Ahora, su próximo reto es intentar superar la fase de grupos, una tarea posible ya que el suyo no es el más complicado, ni mucho menos (junto a Rusia, Uruguay y Arabia Saudí). Pero Cúper piensa ya en algo más que en sus tres enemigos. En una obligación absoluta de sus futbolistas y que, según el técnico, podría afectar a sus entrenamientos…

”Mis jugadores ayunan desde que sale el sol y hasta que se pone. ¿Y yo cuándo entreno? ¿A las cinco de la mañana? No puedo hacer entrenar a alguien que no bebe líquido ni tiene calorías en el cuerpo”, explicó Cúper en una entrevista con el diario argentino La Nación. Efectivamente, el ex del Mallorca se refiere al Ramadán, que finaliza el día antes del estreno de los Faraones, el 15 de junio ante Uruguay.

En una especie de consuelo, el argentino señala que no será el único en el grupo A que deberá lidiar con el asunto. “Es un problema que también tiene Pizzi en Arabia Saudí. El Corán indica que si estás en una excepción, si estás viajando, por ahí, hay algo que se puede ver. Mucho más no puedo contar”, puntualizó Cúper. En cualquier caso, también hizo hincapié en el éxito conseguido: “Ir al Mundial con Egipto es fabuloso. Setenta millones de personas están contentas y treinta, por ahí, reclaman que sea más ofensivo, qué sé yo…”.