Las principales aspirantes al Mundial de Rusia 2018 han mostrado sus armas en la penúltima ronda de encuentros amistosos antes de la cita internacional de selecciones más importante del planeta fútbol. Algunas de ellas han confirmado su inmenso potencial, como por ejemplo Brasil, España, Alemania o Argentina, mientras otras todavía deben afinar su puesta a punto. Ejemplo de esto último ha sido Francia, que permitió a Colombia levantar un 2-0 adverso en suelo galo. 

La primera de ellas en asustar a sus teóricas rivales fue Brasil. La absoluta dominadora de la clasificación sudamericana no levanta el pie del acelerador y aplastó a la anfitriona del próximo campeonato, Rusia, por un claro 0-3. Los de Tite, aún sin el lesionado Neymar pero con otros futbolistas en un gran estado de forma, cimentaron su triunfo en una imponente segunda mitad, en la que consiguieron todos sus goles por medio de Miranda, Coutinho de penalti y Paulinho. 

Por su parte, España y Alemania se anularon mutuamente en un duelo muy notable de ambas selecciones. Rodrigo Moreno adelantó a los visitantes en Dusseldorf gracias a una fenomenal asistencia de Iniesta, y Muller empató cerca del descanso con un potente disparo lejano que sorprendió a De Gea. En la reanudación, cualquiera de los dos países pudieron llevarse el triunfo pero Ter Stegen desbarató una gran ocasión de Isco y De Gea hizo lo propio con otras tantas de Draxler y Gundogan. Diego costa perdonó un regalo de la zaga germana que pudo desequilibrar el choque. En líneas generales, un partido muy entretenido de dos candidatas al título. 

No fue tan lúcido el enfrentamiento entre Italia y Argentina (0-2), porque la Azzurra sigue en crisis y porque Sampaoli no pudo alinear a Messi. Aún así, a la Albiceleste le bastaron dos dianas de Banega y Lanzini. Menos necesitó todavía Inglaterra para conquistar el Amsterdam Arena, un tanto de Lingard para ser exactos (0-1). Sin hacer mucho ruido, pero los Three Lions están obteniendo resultados muy positivos en los últimos meses. Portugal estuvo cerca del desastre, y Cristiano Ronaldo acudió al rescate en el descuento: dos zarpazos del luso en el 93 y el 96 dieron la vuelta al marcador ante Egipto, que se adelantara por medio de Salah (2-1). 

La que se la pegó a lo grande fue Francia frente a Colombia. Y nadie lo hubiera imagino a los 25 minutos, pues los galos vencían por 2-0 gracias a Giroud y Lemar. Sin embargo, Muriel recortó antes del descanso y después llegaría la fiesta cafetera, con Falcao y Quintero (de penalti) volteando el electrónico. Un serio aviso para otra de las principales aspirantes, a apenas unos meses del campeonato y frente a una selección que intentará sorprender también en Rusia. 

No Hay Más Artículos