Este parón de las competiciones domésticas por compromisos internacionales tenía varios encuentros marcados en rojo en el calendario, uno de ellos el enfrentamiento entre Argentina y España. La oportunidad de ver a Messi contra sus compañeros y rivales del día a día, al proyecto naciente de Sampaoli en la albiceleste ante un equipo consolidado como el español, que, sin embargo, corre peligro de quedarse en el intentro. Porque el crack del Barcelona es duda al arrastrar desde hace unos días molestias musculares en el aductor.

Messi ya encendió las alarmas en el último partido de Liga ante el Athletic de Bilbao, cuando se llevó la mano al muslo. Un susto, parecía, ya que terminó el encuentro sin problemas. Pero los dolores reaparecieron en los primeros entrenamientos con la selección. Ya no jugó contra Italia y hasta última hora no se decidirá si juega ante España, aunque la pregunta clave a estas alturas de curso es: ¿Cuánto deben preocuparle al Barcelona esas molestias de Messi?

El club culé está siguiendo de cerca la evolución de su estrella y en los próximos días espera tenerlo de regreso para conocer de primera mano el alcance de la dolencia. La carga de partidos de Messi es incontestable. Hasta el momento sólo se ha perdido dos partidos en lo que va de campaña: la ida en octavos de Copa del Rey ante el Celta, por descanso, y la jornada 28 de Liga contra el Málaga por el nacimiento de su tercer hijo. Y es que, además, el ’10’ lo juega todo, ya que de los 43 partidos disputados, completó los 90 minutos en 39 de ellos.

A eso hay que añadirle los encuentros con Argentina, en los que fue clave para que su país esté en el Mundial de Rusia. Sampaoli sabe que lo necesitará en forma si quieren tener opciones para el verano, y Ernesto Valverde también para poder culminar lo que hasta ahora es una gran temporada. En la final de Copa y con el título de Liga encarrilado, el Barça se juega en las próximas semanas sus opciones en la Champions, con la eliminatoria ante la Roma en el horizonte.

La musculatura de Messi ha aguantado hasta el momento y, de hecho, la última lesión seria que sufrió fue en la misma zona, a principios de la temporada pasada, y justo también después de un parón por selecciones. En aquella ocasión sí disputó los dos encuentros con Argentina. Esta vez parece que todos van con más cuidado para, en las semanas decisivas de la temporada, poder contar con el jugador más decisivo de todos.

No Hay Más Artículos