Es una corriente muy habitual en el mundo en el que vivimos recordar con nostalgia cualquier tiempo pasado. Sucede en la vida, y también en los deportes, en prácticamente todos, con multitud de leyendas en su disciplina levantando la voz para criticar a los jóvenes que en su momento aceleraron su jubilación. El fútbol no se libra de este fenómeno y en los últimos años hemos visto cómo grandes mitos ya retiradas cargaban contra las estrellas del siempre denostado ‘fútbol moderno’. Gatusso, Riquelme y, ahora Cristophe Dugarry, que se ha mostrado indignado con la forma de vivir el fútbol que tienen Paul Pogba y Antoine Griezmann, los abanderados de la selección francesa.

Dugarry, campeón del Mundo en 1998 y Europa en el 2000 con ‘Les Bleus’, dirige actualmente un programa de radio en el que se dedica a dar su opinión sin pelos en la lengua sobre todo lo que ocurre en el fútbol francés. Ya ha cargado contra Neymar en un par de ocasiones y durante este parón el blanco de su ira ha sido para los jugadores de Manchester United y Atlético de Madrid después de la derrota del combinado galo contra Colombia.

El ex delantero de, entre otros equipos, el Barcelona, no alcanza a comprender todo el circo mediático que rodea a los jóvenes cracks de la actualidad, y a Pogba en particular: “No son serios. Pogba y Griezmann son líderes. Son considerados grandes jugadores y se les pone de ejemplo. Pero cuando tú pierdes, vaya idea firmar un contrato con Canal para vender estas tonterías. No eres titular con el Manchester United, acabas de perder un partido con la selección de Francia. Emites este programa que no tiene ningún sentido. Has perdido. Nos dices que no estás concentrado. No estás bien y nos haces tus Pogséries. ¿Qué locura es esta? ¿De quién es la idea de hacer algo como esto?

Se refería Dugarry a unos reportajes que Canal (como así se denomina ahora Canal + Francia) está emitiendo en los meses previos al Mundial bajo el título ‘Pogba Mondial. La Pogsérie’. En el último capítulo, después de la derrota en el amistoso contra el equipo cafetero (2-3), el centrocampista mantenía una conversación precisamente con Griezmann, al que une una gran relación.

Por supuesto, el ex campeón francés también tuvo para el punta colchonero: “¿No hay alguien de su entorno que le diga ‘para, concéntrate en tu juego, en tu profesión, en lo que tienes que hacer; hay un país detrás de ti’? Un país que quiere hacer un buen papel en la Copa del Mundo, y tú nos haces estas tonterías. Eres Pogba, eres Griezmann, tercero del último Balón de Oro. Eres un hombre importante de este equipo. Los demás confían en progresar con estos jugadores. Pero ellos no lo saben. Ellos son una vez rapero, otra vez realizadores, otra vez bailarín, otra vez futbolista, otra vez baloncestista. Griezmann ha dicho incluso que prefería ser jugador de baloncesto. Estamos a tres meses del Mundial, concentraos, depende de vosotros mostrarnos el camino”.

Puede que tenga parte de razón Dugarry, no sólo con Pogba y Griezmann, sino también con otros jóvenes talentos a los que a veces deslumbran los focos. Eso sí, no debería olvidarse que tras la salida de Zidane en 2006, Francia se deambuló por tres campeonatos internacionales de forma consecutiva, sin pasar siquiera de la fase de grupos en la Euro 2008 y el Mundial 2010. Con 25 y 27 años, respectivamente, los dos cracks ya han conseguido llevar a la selección a la final de una Eurocopa y son la gran esperanza para que el antaño temido combinado galo vuelva a poner su nombre en lo más alto del planeta fútbol.

No Hay Más Artículos