El Mundial de Rusia 2018 está apenas a dos meses de comenzar, y aún no se conocen las plantillas definitivas y algunos estadios están a medio construir. Pero en el ambiente ya pesa que la gran cita futbolística está cerca. La FIFA ha querido mover el tema en sus redes sociales, pidiendo a los aficionados escoger los mejores goles de la historia de la Copa del Mundo. El sistema es uno que hace furor en Twitter o Facebook: hacer una especie de cuadro de eliminatorias de goles y votar dándole like al que se prefiera. Esto tiene el inconveniente de que los goles son propuestos por la propia FIFA. Pero aún así es una buena oportunidad para repasar algunos golazos en la retina del Mundial.

Dennis Bergkamp. El holandés que tenía miedo a volar dejó una colección de goles espectaculares en su carrera, una trayectoria que empezó con el pie torcido en el Inter de Milán pero que se hizo leyenda en el Arsenal. Pocas muestras de su elegante talento y abrumadora calidad técnica que el gol que hizo para Holanda en 1994, ante Argentina.

-El Brasil de 1982 no ganó el Mundial de España, pero dejó recuerdo de uno de los mejores equipos y con el fútbol más vistoso de la historia de la Copa del Mundo. Y, por si fuera poco esa consideración para una selección que ni llegó a la final, dejó una serie de goles para el recuerdo. Zico marcó alguno de falta, pero la FIFA recuerda otro de Éder ante la URSS (hizo otro incluso mejor a Argentina) y uno del fallecido Sócrates, también al equipo soviético. 

Manuel Negrete. Justo en una época en la que hablar de remates de chilena está muy de moda por culpa de Cristiano Ronaldo, el mexicano Negrete dejó una para el recuerdo de los Mundiales en casa, en la Copa del Mundo del 86, tras una espectacular jugada colectiva. La defensa búlgara no se vio venir esa lluvia de paredes, sombreros y remate final. Pocas veces el estadio Azteca habrá vibrado tanto como en ese momento.

Pelé. La FIFA puso a competir en redes el gol de un adolescente Edson Arantes do Nascimento en Suecia, donde irrumpió en la escena internacional llevando a Brasil al título. Su gol en la final ante los anfitriones es parte de la historia de la Copa del Mundo, con ese alarde de potencia y calidad para el sombrero en el área. Pero quizás su icónico cabezazo ante Italia, 12 años después, para otro nuevo título, podría haber entrado. Y el mejor gol de Pelé en los Mundiales, de todas formas, fue el que no fue gol, ante Uruguay también en México 70.

Teófilo Cubillas. El mito del fútbol peruano, uno de los máximos goleadores de la historia de la Copa del Mundo, dejó una prueba de su habilidad en la memoria de los aficionados con un increíble gol de falta a Escocia en el Mundial de Argentina 1978. Ese tiro con el exterior fue tan osado como elegante. 

Roberto Baggio. La irrupción de Il Codino en Italia 90 fue una delas grandes historias del fútbol de esa década. El gran talento italiano de los últimos 30 años conquistó a su país (incluso a los aficionados que le criticaron por dejar la Fiorentina por la Juventus) con un espectacular eslalon ante Checoslovaquia. Luego, su carrera en la Copa del Mundo quedaría marcada por el penalti errado en Estados Unidos 94, que privó a Italia del título.

-Tres goles de la última edición, Brasil 2014, se cuelan en la lista de los propuestos por la FIFA como mejor gol de la historia de la Copa del Mundo. El primero de ellos es uno del mejor jugador australiano de todos los tiempos, Tim Cahill, cuya espectacular volea ante Holanda fue lo mejor del torneo para los canguros y de lo mejor que se vio en el último Mundial. Pero también estuvo el golazo de James Rodríguez, elegido el mejor de Brasil 2014, una gran definición de zurda tras un control con el pecho ante Uruguay. Pero aquí nos quedamos con el imprevisible vuelo de Robin van Persie para sorprender a Casillas en la goleada de Holanda sobre España. 

Maradona. Por algún motivo que sólo los estrategas de medios de la FIFA pueden entender, el gol propuesto para competir entre los mejores de la historia de los Mundiales es el que el Pelusa hizo a Bélgica en 1986. Sin duda, un gran tanto. Pero obviar de manera consciente la obra monumental de Maradona, el gol a Inglaterra (el bueno, no el de la mano), es querer pasarse de listo. Posiblemente el mejor tanto de la historia de la Copa del Mundo, por dificultad, mérito, rival, contexto político, trascendencia deportiva…