El Copa del Mundo 2018 está a la vuelta de la esquina y cientos de miles de seguidores empiezan a preparar sus guías de viaje y a aprender a decir “¿me pones una cerveza, por favor?” en ruso. Desde septiembre del año pasado hasta la semana pasada, la FIFA ya ha vendido casi 1,7 millones de entradas a través de su página web. En breve se abrirá un nuevo período de venta llamado de última hora, con las entradas devueltas y oportunidades que se abran y que obligarán a los aficionados que decidan ir a última hora a la Copa del Mundo del gigante euroasiático a hacer F5 de manera compulsiva. Los datos de la FIFA arrojan, sin embargo, un sorprendente dato en el país que más tiques ha comprado hasta el momento.

Porque dejando a Rusia a un lado (el país anfitrión se ha hecho con 800.000 entradas para vivir por todo lo alto su Mundial), el país que tendrá más nacionales en territorio gobernado por Vladimir Putin será Estados Unidos. Es el momento de recordar que la selección yanqui no se clasificó para la Copa del Mundo 2018. 80.000 estadounidenses ya han adquirido ingresos oficiales para el torneo, una muestra más de que el interés por el fútbol (sobre todo por la Premier League) ha llegado para quedarse en el país del béisbol. Los estadounidenses compraron casi 200.000 entradas para el pasado Mundial de Brasil 2014, pero allí al menos tenían la excusa del turismo de playa y, también, que su selección sí participaba del evento.

En el ránking de los países que más entradas han comprado para el Mundial 2018 sorprende la presencia de muchos cuya renta por cápita no es, precisamente, la élite de la economía del planeta. Después de EE.UU, se sitúan Brasil y Colombia (con algo más de 65.000  y 60.000 ingresos adquiridos., respectimante). Y después de Alemania aparecen México (51.000), Argentina (48.000) y Perú (38.000). Increíble la movilización en el país andino para su regreso a una Copa del Mundo después de su última participación en 1982. China (otro país sin selección en el cuadro de participantes del torneo), Australia e Inglaterra completan el top 10 de países con más entradas compradas. Un ránking en el que destaca la ausencia de tradicionales pesos pesados como España, Francia o Italia.

La FIFA ha puesto mucha énfasis en evitar falsificaciones y reventa en las entradas para la Copa del Mundo Rusia 2018, y aquellos que hayan comprado tiques deberán registrarse en el sistema FanID para hacer intransferibles los boletos adquiridos por la web del organismo que rige el fútbol en el planeta. La aparición de entradas en webs secundarias y a precios desorbitantes fue rápidamente apagada. Ahora sólo queda esperar que la fiesta que arranca el 14 de junio se celebre en paz.

No Hay Más Artículos