Aunque habitualmente diferentes grupos de salvajes intenten demostrar lo contrario, el fútbol es uno de los deportes que más une a este planeta. Ese espíritu transversal, por supuesto, queda patente cada cuatro años, cuando se celebra ela Copa del Mundo que junta durante un mes a gente de 32 países en un mismo territorio para vivir la fiesta del balón.

En esta ocasión, cuando todavía faltan dos semanas para que arranque la Copa del Mundo 2018 que se celebrará en Rusia, el toque humano y emotivo lo ha querido poner Perú. El país sudamericano regresa a una cita de esta magnitud 36 años después y no ha escatimado en creatividad en sus redes sociales, queriendo presentarse ante su primer rival, Dinamarca.

La federación peruana creó un vídeo en el que repasan estas últimas tres décadas, no sólo en lo futbolístico, también a nivel social. Las dificultades y la lucha contra los elementos que su pueblo ha conseguido vencer para salir adelante como país y como combinado nacional de fútbol. La última de ellas, el culebrón de Paolo Guerrero y su lucha por estar en la cita histórica para Perú. 

Entendiendo perfectamente todo lo que significan los valores de una Copa del Mundo, la federación de Dinamarca no ha tardado en responder. Y lo ha hecho de una forma muy original. En otro vídeo dirigido a Perú, varios miembros de la relación nórdica saludan en español a sus colegas antes del momento cumbre: la interpretación del himno danés.

Esto no sería significativo si no fuera porque se encargaron de reescribir la letra para cantar las bondades de la tierra latina. No podemos saber cuál será el resultado de ese primer partido del Grupo C entre Dinamarca y Perú, pero sí podemos decir, sin miedo a equivocarnos, que la fuerza del Mundial ha unido a dos países que lo único que tenían en común hasta hace unas semanas eran los colores de su bandera

No Hay Más Artículos