[En Medallista estamos metidos de lleno en el Mundial de Rusia 2018. Si la previa de este grupo te sabe a poco, lee también las de los demás: Grupo A | Grupo B | Grupo C | Grupo D | Grupo EGrupo F | Grupo G]

Ahora no hay triquiñuelas que valgan. Polonia debe demostrar su valía real tras convertirse en la selección cabeza de serie más sorprendente de cuantas entraron en el sorteo de grupos para la Copa del Mundo 2018 de Rusia. Una argucia permitió al combinado centroeuropeo conservar el ránking que merecía su gran fase de clasificación (ocho victorias en diez partidos) al no arriesgar su posición jugando partidos amistosos. Fue así como desalojó a España de un puesto de privilegio (y la metió en un lío al emparejarla con Portugal). Claro que los polacos tampoco tuvieron demasiada fortuna: ni Senegal, ni Colombia representan ninguna bicoca, y la irregular Japón acaba de cambiar de entrenador para llegar a esta fase final con fuerzas renovadas. 

Lo que tiene Polonia que no tiene nadie más es a Robert Lewandowski, un goleador casi indefendible. Todos los clubes del planeta le harían un hueco en su plantilla si él estuviese dispuesto, y al ariete del Bayern de Múnich no le importaría un cambio de aires este verano. Pero antes deberá cumplir con sus obligaciones como capitán del equipo nacional y máximo realizador de su país al batir con 52 tantos la marca del mito Lubanski, que vistió 18 años la camiseta de las Águilas Blancas. La estrategia del equipo de Adam Nawalka consiste en llevar cuanto antes el balón a su vanguardia, donde junto a Lewy está el talentoso, aunque frágil, Milik. El relevo de Buffon en la portería de la Juventus, Szczesny, guarda las espaldas de una defensa que es la línea más débil del equipo. 

Esa permeabilidad de la zaga europea la puede explotar Sadio Mané, líder de una pujante Senegal que vuelve al torneo mundial tras 16 años de ausencia. El fulgurante y voraz extremo del Liverpool (y supuesto objeto de deseo de Zidane antes de su marcha del Real Madrid) es una de las figuras más amables en la actual élite del fútbol, espectacular como jugador y en su faceta de benefactor. Resulta fácil animar a futbolistas como él, pero el aliento ajeno tal vez no baste para propulsar a los Leones de Teranga. Los resultados negativos de los amistosos previos a la Copa del Mundo 2018arrojan dudas sobre el plan del joven entrenador Aliou Cissè, antigua figura del fútbol africano y que ahora se encomienda a Koulibaly y Ndiaye para aguantar la defensa y el mediocampo hasta que Mané decida. 

Sin embargo, las mayores expectativas en el Grupo H  de la Copa del Mundo 2018 las concentra Colombia, que alinea a algunas de las mayores figuras del fútbol mundial en su ataque. El cuadro del argentino José Pékerman ya venció y convenció en Brasil 2014, cediendo solo en los cuartos de final ante la anfitriona. La aparición de James Rodríguez en aquel torneo se ha confirmado con la buena campaña del cafetero al lado de su rival de grupo, Lewandowski, en el Bayern. Por delante de uno de los mejores enganches del fútbol actual hay un arsenal para elegir, con Radamel Falcao al frente y Bacca, Muriel y Borja por si acaso. Pero la calidad de los cafeteros se reduce en la retaguardia, así que los partidos de La Tricolor pueden resultar de los más abiertos y espectaculares del torneo. 

Un paso por detrás de sus rivales aparece Japón, uno de los países asiáticos donde el fútbol tiene más predicamento pero al que le falta un gran resultado internacional. La patente insatisfacción de Los Samuráis Azules se demuestra con un cambio de seleccionador en el mes de abril. Con Akira Nishino al mando, han perdido los dos amistosos disputados antes de llegar a la Copa del Mundo 2018. Mala señal. La batuta en el césped sigue en los pies de Shinji Kagawa, el centrocampista del Borussia Dortmund, que debe lanzar a los veteranos Honda y Okazaki en punta. A su habitual lista de jugadores procedentes de la Bundesliga, destino habitual para los mejores jugadores nipones, se incorporan dos apariciones importantes en La Liga española, Inui y Gaku. He aquí otra selección que, como sus compañeras de grupo, mejora en cuanto se acerca al área rival. Al menos tienen a Maya Yoshida, un central curtido en la Premier League, para sostener el fuerte. 

El Grupo H, en fin, es uno de pistoleros, donde la pegada decide y, mientras no se demuestre lo contrario, Lewandowski tiene la mano (y la bota) más pesada de todos. 

Calendario del Grupo H del Mundial de Rusia 2018

Martes 19 junio: Polonia – Senegal (Spartak Stadium, Moscú); Colombia – Japón (Mordovia Arena, Saransk)

Domingo 24 junio: Japón – Senegal (Ekaterinburgo Arena); Polonia – Colombia (Kazan Arena)

Jueves 28 junio: Senegal – Colombia (Samara Arena); Japón – Polonia (Volgogrado Arena)

No Hay Más Artículos