El Mundial de fútbol siempre ha sido un gigantesco escaparate para que numerosos jugadores diesen el gran salto en sus respectivas carreras. Cómo olvidar los casos de Mesut Ozil o El-Hadji Diouf, que ficharon por Real Madrid y Liverpool después de su fenomenal rendimiento en Sudáfrica 2010 y Francia 98. En la Copa del Mundo 2018 sucederá lo mismo, con algunos jugadores esperando la ocasión para lucirse. Repasamos, grupo a grupo, algunos de los que podrían entrar en esta categoría a partir de julio. 

  • Grupo A: Todos los ojos de la favorita Uruguay están puestos en Luis Suárez o Cavani, pero para estos goleen, alguien tendrá que funcionar por detrás. En este sentido, se espera bastante del centrocampista Lucas Torreira, que viene de firmar un excelente año en la Sampdoria. Por parte de la anfitriona, existen muchas esperanzas en uno de sus jugadores más jóvenes, Aleksandr Golovin, fenomenal lanzador a balón parado. Ante las dudas físicas sobre Salah, Egipto podría encomendarse al extremo Trezeguet, mientras las remotas opciones de Arabia Saudí pasan por su goleador Mohammad Al-Sahlawi

  • Grupo B: Dejando a un lado el terremoto ocasionado en el banquillo de España justo antes de la Copa del Mundo 2018, la campeona en 2010 tiene en Marco Asensio a un extraordinario plan B, siempre y cuando el madridista sea suplente. Otro vibrante joven como Gonçalo Guedes podría encargarse del mismo rol en Portugal, después de la temporada de su consagración en Valencia. Mucho más desconocido, salvo para los espectadores de la Bundesliga, es el marroquí Amine Harit, un prodigio de técnica que ha sido nombrado mejor futbolista joven en Alemania. En Irán, ojo al delantero Sardar Azmoun, autor de unos números prodigiosos con su selección. 

  • Grupo C: Benjamin Pavard es uno de los nombres propios de Francia en las últimas semanas. El defensa del Stuttgart ha sorprendido en los recientes amistosos y se perfila como titular en la Copa del Mundo 2018. En Dinamarca, otro central, Andreas Christensen, cuenta con cualidades inmensas tanto al corte como en la salida de balón. El peruano Edison Flores es uno de los pilares de su selección, al margen de los veteranos Guerrero o Farfán, mientras que el australiano Aaron Mooy viene de protagonizar un buen año en la Premier League. 
  • Grupo D: El argentino Cristian Pavón, de Boca Juniors, está acaparando buenos titulares cuando la noticia no es Leo Messi (como de costumbre). Lo mismo que el central croata Duje Caleta-Car, sobradamente preparado para la titularidad tras su enorme temporada en el RB Salzburgo. Sobre Wilfred Ndidi, sustituto de Kanté en Leicester, recae la responsabilidad de ser el motor de Nigeria, y el islandés Alfred Finnbogason debería compartir el peso ofensivo con la figura Sigurdsson. 
  • Grupo E: En semejante constelación de estrellas como la brasileña es complicado citar a un jugador más desconocido para brillar en Rusia, pero el medio Fred tiene un enorme talento para cuando los centrocampistas titulares no carburen. En Suiza es más sencillo, con el también pivote Denis Zakaria creciendo en el Borussia Monchengladbach. Seguimos en la misma posición con Serbia, donde es obligatorio mencionar al soberbio Sergej Milinkovic-Savic, con total seguridad uno de los hombres a seguir en Copa del Mundo 2018 y después de él. El costarricense Bryan Oviedo se perdió el último Mundial por una grave lesión y este es su turno.

  • Grupo F: De sobra conocido a estas alturas, pero el alemán Timo Werner está en la Copa del Mundo 2018 ante la gran oportunidad de lanzar su carrera. En igual situación se encuentra Hirving Lozano, después de su gran año en Eindhoven y sabiendo que su agente es Mino Raiola. En Suecia, con la mayoría de ojos puestos en Forsberg, Viktor Claesson puede surgir por el otro costado para castigar a sus rivales. Algo parecido ocurre con Corea del Sur: demasiada atención para Son y mucha menos para Hwang Hee-Chan
  • Grupo G: Ante la ausencia de Nainggolan, la llegada desde la segunda línea belga podría ser cosa de Youri Tielemans. Sobradamente conocidos son los estandartes de Inglaterra, por lo que la irrupción de Ruben Loftus-Cheek desde el banquillo no sería de extrañar (soberbio año el suyo en el Crystal Palace). Muchos ojos panameños están puestos en el joven Ismael Díaz, mientras que la competitiva Túnez tendrá a Naïm Sliti como uno de sus principales focos ofensivos en la Copa del Mundo 2018.
  • Grupo H: El más equilibrado de todos, probablemente. Los polacos van a necesitar ayuda para Lewandowski y ahí puede aparecer Piotr Zielinski. También Senegal debe contar con alternativas a Sadio Mané, y pocos están más preparados que el jovencísimo Ismaila Sarr. Bien equipado para frenarles a todos ellos está el colombiano Davinson Sánchez, curtido en la feroz Premier League. Por su parte, el japonés Yoshinori Muto intentará emular con su camiseta nacional el buen rendimiento ofrecido en el Mainz. 

No Hay Más Artículos